Stefany Garza
Agencia Reforma

Chrysler creó la minivan en 1984, y en conjunto con sus competidores Dodge Caravan y Plymouth Voyager cambiaron la forma de transporte para las familias, ya que contaban con amplio espacio para todos y tenían esa impresión casera distintiva.
Sin embargo, en el siglo XXI las minivan alcanzaron un punto de inflexión cultural, ahora son vistas como vehículos sin estilo, “mamá-móviles” o como bromosas cajas rodantes.
Si las minivan se quieren mantener relevantes tienen que encontrar una manera de atraer nuevos clientes y eliminar sus estigmas sociales.
Además es importante brindar un vehículo versátil, más allá de un uso enteramente familiar, y hay que sumarle el boom de los crossover pues la gente prefiere el manejo de un sedán sin importar lo grande que sea el auto.
Esto es algo que Chrysler, ahora como FCA, ha entendido efectivamente y con ello reinventado la minivan con la Pacifica, que en el último trimestre de este año llega a México en su versión Platinum para sustituir a la muy querida Town & Country.
La nueva Pacifica podría cambiar muchos estereotipos por una simple razón: es mucho más que transporte de personas. Dependiendo del uso, es un centro de comunicaciones móviles y de esparcimiento, un vehículo de carga, un vagón de aventura, un crucero de lujo para la carretera o un auto recreativo al que sólo le faltaría la cocina y el baño.
Con una nueva plataforma, brinda un manejo suave y estable así como reducción de ruidos y vibraciones.
Tiene un motor V6 de 3.6 litros de desplazamiento emparejado con una transmisión de nueve velocidades, 262 libras-pie de torque y brinda un consumo de 12 kilómetros por litro; el cual podría quedarse un poco corto para los estándares de eficiencia que se esperarían hoy en día.
Su diseño exterior se distingue de una minivan tradicional pues tiene una línea clara tipo sedán y un estilo para sobresalir entre todas. Pero aún mantiene la acostumbrada puerta deslizable para la entrada de pasajeros y espacio como motivo principal.
El interior es elegante, con un tapizado color arena blanca, y una interfaz de usuario organizada e intuitiva con lo último en tecnología y aplicaciones que puede convertirse en todo un centro de entretenimiento. Es posible alojar hasta 8 personas dentro y el volumen de carga puede incrementarse gracias a su “Stow ‘n Go” que permite esconder todos los asientos traseros.
En cuanto a seguridad, el equipamiento estándar incluye frenos de disco en las cuatro ruedas con  protección antibloqueo, así como asistencia al frenado de emergencia, control de tracción y estabilidad. Se apoya con una cámara de reversa y alertas en punto ciego y de posible colisión.
Debido a que es verdaderamente amplia, con 5 metros de largo, no espere que entre en una cochera convencional, quizá sea necesario hacer unos ajustes a su hogar para acomodarla.
La armadora definirá detalles finales como bolsas de aire, opciones de tapizado y precio una vez que se realice el lanzamiento nacional.