Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 18-Nov.- Por una minucia, tres secuestradores de la banda de Los Zodiaco quedaron en libertad, ya que un juez dijo que, al ser identificados por sus víctimas, no estaban sus abogados presentes.
Pese a otras evidencias criminales, el Magistrado José Fernando Guadalupe Suárez Correa, titular del Primer Tribunal Unitario de Nayarit, echó abajo condenas de 37 a 58 años de prisión y absolvió a los plagiarios.
Se trata del hermano de Israel Vallarta Cisneros, ex novio de la francesa Florence Cassez, así como Ulises Zenil Villegas y Julio César Díaz Noriega, integrantes de Los Zodiaco.
René Vallarta fue acusado de participar en dos secuestros, uno de ellos el de Ezequiel Yadir Elizalde Flores, atribuido en su momento también a Cassez.
El titular del tribunal estimó que se violaron las garantías de los acusados al haber sido identificados en la cámara de Gessel o mediante fotografías sin la presencia de sus abogados.
“Ello conduce a presumir que se trata de una identificación parcial o inducida en detrimento del reo, la cual no otorga al gobernado garantías de seguridad y libertad”, refiere la sentencia de la apelación 36/2016.
Igualmente, consideró que los testimonios de secuestradores y familiares de las víctimas, quienes señalan a los inculpados, no son concluyentes, pues no precisan su participación en los plagios, por lo que no existe certeza de su ubicación en modo, tiempo y lugar.
Por ejemplo, de las declaraciones de cinco familiares de las víctimas, el titular del tribunal indica que sólo les consta haber participado en las negociaciones del rescate con los criminales, mas no dato incriminatorio alguno.
El 23 de enero de 2013, Cassez fue liberada debido a que la Suprema Corte de Justicia consideró que la Agencia Federal de Investigación de la PGR hizo un montaje para inculparla, lo que ocasionó un efecto corruptor en toda la actuación ministerial.
De acuerdo con el fallo, por los antecedentes mencionados, el Magistrado absolvió a René Vallarta Cisneros de delincuencia organizada y privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro, delitos por los cuales sumaba 54 años de prisión.
Sólo le confirmó una pena de cuatro años de cárcel y multa de 5 mil 480 pesos por portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, pero se instruyó su libertad porque el castigo estaba más que compurgado debido a que el inculpado está preso desde el 7 de mayo de 2009.