Jesús Lima
Agencia Reforma

ACATZINGO, Puebla 3-Jul .- Un menor de edad y un joven fueron localizados calcinados dentro de una camioneta que presuntamente transportaba combustible robado. Esto desencadenó, horas después, una balacera en la que murieron otros dos hombres.
Los hechos se registraron ayer por la tarde en la Junta Auxiliar de San Sebastián Villanueva y, según autoridades y vecinos, se trató de un pleito entre grupos dedicados a la ordeña de hidrocarburo que operan en el municipio de Acatzingo y zonas aledañas.
Tras recibir un reporte, policías municipales se dirigieron después de las 14:00 horas al paraje denominado Tierra Grande donde hallaron calcinada una camioneta Ford Ranger, placas SM33494, y en su interior los cuerpos de Alejandro Flores Pérez de 16 años y Felipe Morales Pérez de 24 años.
De acuerdo con las personas que reconocieron los cuerpos, ambos jóvenes se dedicaban a las labores del campo.
Dos horas más tarde, sobre la misma calle donde los jóvenes tenían su domicilio y a unos 200 metros de la Presidencia Auxiliar, se reportó una balacera entre hombres armados.
Se informó que antes de que murieran los otros dos hombres, vecinos observaron la persecución entre dos camionetas donde viajaban varios sujetos armados, quienes incluso se corretearon a pie.
A las 17:55 horas, elementos de Seguridad Pública ingresaron a la comunidad para realizar el levantamiento de los cuerpos.
Sobre la Calle Sánchez Taboada ubicaron una camioneta Chevrolet roja, con placas MDG1466 del Estado de México, que presentaba aproximadamente 30 impactos de arma de fuego.
Por las perforaciones que tenía el vehículo se determinó que en el enfrentamiento se ocuparon armas largas de distintos calibres.
Colonos señalaron que son constantes los conflictos derivados de la ordeña de ductos de combustible, sin que ninguna autoridad pueda detenerlos.
Afirmaron que pese a que han pedido la presencia del Ejército mexicano no han sido escuchados.