Le fue dictado auto de formal prisión a una persona que fue detenida por agentes federales de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), adscritos a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, por el delito de defraudación fiscal equiparable, por más de 2 millones de pesos.
Fue el titular del Juzgado Segundo de Distrito en Aguascalientes, quien ya dictó auto de formal prisión en contra de una persona del sexo masculino, quien actualmente se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
La Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, a través del agente del Ministerio Público de la Federación, integró una averiguación previa penal por el delito de defraudación fiscal equiparable.
Lo anterior se suscitó cuando el representante legal de una empresa dedicada a la venta de materiales para la construcción, no realizó los pagos del Impuesto Empresarial a Tasa Única y el Impuesto Sobre la Renta, por un total de 2 millones 786 mil 538 pesos.
Debido a lo anterior, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público presentó la denuncia penal correspondiente en contra del ahora detenido.

SENTENCIA
Por otra parte, la Procuraduría General de la República (PGR) Delegación “Aguascalientes”, informó que el Juzgado de Control del Centro de Justicia Federal en Aguascalientes, dictó sentencia condenatoria, en un proceso abreviado con el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio (NSJPA), en contra de una persona del sexo masculino que fue encontrada responsable de haber cometido un delito contra la salud, en la modalidad de posesión simple de Clobenzorex.
Por tal motivo, se le sentenció a 2 años con 8 meses de prisión, así como al pago de una multa de 50 días de salario mínimo, equivalente a 3 mil 552 pesos.
El ahora sentenciado fue detenido por policías estatales cuando viajaba a bordo de una bicicleta por calles del fraccionamiento Trojes de Alonso.
Al ser sometido a una revisión de rutina, le encontraron 9 cápsulas de Clobenzorex.
El detenido fue puesto a disposición del agente del MP de la Federación y posteriormente, la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparos (SCRPPA), lo consignó y aportó los elementos de prueba necesarios, para que al concluir el proceso penal se le dictara una sentencia condenatoria.