TOLUCA, Edomex.- Los Diablos Rojos están a 90 minutos de uno de sus objetivos: avanzar a la Final de la Copa MX.

Pero primero tendrán que pasar por unos peligrosos Gallos Blancos, que al estar prácticamente eliminados de la Liguilla, pondrán toda la carne al asador en el duelo de esta noche en el Estadio Alberto Chivo Córdova.

El conjunto escarlata basa sus posibilidades en lo fuerte que ha sido jugando como local, donde se mantiene invicto tanto en Liga como en Copa, aunque el técnico de los choriceros, Hernán Cristante, no ve en ello una ventaja.

“Cuando juegas estas instancias tienes que pensar que no tienes ninguna ventaja, porque no son determinantes a la hora de jugar un partido, no creo en eso, se pueden aprovechar si las cosas se hacen bien, si no pasa a ser una desventaja”, aseveró ayer el estratega argentino en conferencia.

“Querétaro en los últimos partidos ha encontrado muy buen equilibrio, se ve un equipo solidario, entregado, el que crea que estamos del otro lado sin hacer el mejor partido que podamos, está equivocado”.

Los Diablos Rojos han tenido un semestre de crecimiento, ya que tras un inicio titubeante, sobre todo en la Liga MX, los jugadores parecen haber asimilado lo que pretende Cristante.

Por su parte, los Gallos Blancos llegan a este duelo prácticamente obligados a salir con el triunfo, ya que es lo único que les queda por pelear, luego que prácticamente están fuera de Liguilla.

El técnico Víctor Manuel Vucetich sabe que necesita salir con un resultado positivo y buscar un título con este equipo. (Staff/Agencia Reforma)