Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 13-Mar.- El PRI salió en defensa del ex Gobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos, quien desde el domingo se encuentra preso en el Penal de Pacho Viejo, acusado de facilitar la fuga de su antecesor Javier Duarte.
Enrique Ochoa, presidente nacional del PRI, acusó al actual Gobernador, el panista Miguel Ángel Yunes, de poner en marcha una venganza.
“La exigencia ciudadana de castigo a la corrupción en Veracruz es una máxima que no puede ser desvirtuada con una venganza política”, demandó el dirigente tricolor.
“Exigimos al Gobierno de Yunes aclarar la acusación y detención de Flavino Ríos. Que se castigue a los responsables sin violar la ley”.
Renato Alarcón, presidente del PRI en Veracruz, también arropó al ex Gobernador interino y acusó que la detención de Ríos es un acto de persecución política.
“Ha quedado en evidencia que en Veracruz todos los que disentimos de la manera de revisar del Gobernador vivimos en un estado de persecución”, manifestó, acompañado por los integrantes de la dirigencia estatal.
El líder tricolor veracruzano sostuvo que la Fiscalía de ese Estado se ha convertido en una herramienta utilizada por el Gobierno panista para transgredir la ley y acomodar las investigaciones al servicio de los intereses políticos.
En la Ciudad de México, Yunes dijo que la detención del ex Gobernador interino es parte del compromiso que asumió con los veracruzanos.
“Si eso provoca que los intereses que estoy afectando se muevan y quieran descalificarme, adelante, lo asumo”, señaló el Gobernador.