El paro que realizaron trabajadores del transporte público, no debe ser considerado como una ocurrencia, sino como un derecho al estar contemplado en la Ley, aseguró el líder del sindicato de este gremio, Roberto Mora Márquez; “somos los menos interesados en seguir el paro, que quede muy claro, pero la autoridad no nos deja otra salida”, apuntó.

Afirmó que esta situación se da por la situación económica que prevalece en el gremio, “no es un paro loco ni mucho menos, está contemplado en la Ley y así lo estamos haciendo”, manifestó.

Indicó que el documento oficial será depositado a más tardar el día de hoy en la Junta de Gobierno, y esperarán la respuesta de la autoridad correspondiente, dependiendo de ella se reanudarán labores o se continuará con el paro de actividades de parte de los trabajadores del transporte público de la entidad.

“Hay unidades que ya no tienen ni para el combustible, para que puedan salir a trabajar; los operadores pues ya no tenemos que llevar un peso más a nuestros hogares, puesto que no podemos revisar ni contrato colectivo de trabajo ni tabulador de salarios, por la situación económica que prevalece dentro del gremio”.

Mora Márquez señaló que anticipadamente al paro, no había habido ningún acercamiento con la autoridad; “si los concesionarios se habían reunido con la autoridad, lo desconozco, pero nosotros como sindicato no habíamos tenido ningún acercamiento”.

Consideró que al ser un sector tan importante en la entidad, se les debería mantener al tanto de la situación y mayor acercamiento con las autoridades correspondientes.

Manifestó que sólo están operando el 70 ó 75 por ciento de las unidades, hasta que se tenga respuesta de la autoridad, sin embargo, existe el riesgo de que los demás compañeros que siguen trabajando se sumen al paro.

“Ya me imagino cómo los usuarios estarán sufriendo la falta de servicio, pero la autoridad no nos deja otra salida”.