Es preferible que los menores reciban educación sexual en las escuelas bajo criterios bien definidos, a que accedan a información errónea a través de amigos o conocidos, consideró la delegada de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Laura Lorena Alba Nevarez.
Subrayó que hasta este momento no hay distribución de libros de texto gratuito que contengan el tema de ideología de género, al puntualizar que páginas difundidas en las redes sociales corresponden a material de otros países, o que se distribuye para la capacitación de los maestros.
La funcionaria federal manifestó que no hay que cegarse a la realidad de que cuando la información no se ofrece en la escuela, los niños y jóvenes la buscan en otro lado.
Planteó que la impartición de la temática de la sexualidad en la educación básica es preferible si se cuenta con un entorno controlado, con docentes capacitados, y la generación de menores que sean receptores críticos a estos contenidos.
“Es un tema muy complicado para decir si es adecuado o suficiente la educación que se encuentra en los libros de texto. Habrá personas que dirán que se necesita más y aquellas que preferirán que no se les diga nada.”, reconoció.
Alba Nevarez argumentó que los padres de familia juegan un papel importante en la impartición de educación sexual en cada institución, ya que bajo el actual modelo de consejos de participación social, se requiere que haya diálogo y participación con los docentes.
Ejemplificó que en algunas instituciones los padres de familia acuden a la clase en la que se imparte este contenido para complementar la lección; en ese sentido, advirtió que la SEP prepara los foros para el diseño del Modelo Educativo, bajo el que se definen los programas y contenidos de los libros de texto, de acuerdo a la edad de los menores.
Indicó que este ejercicio es una oportunidad para que los padres de familia conozcan y aporten en la construcción del Modelo, para que haya un consenso en la elaboración de materiales que serán distribuidos en los siguientes ciclos.