El secretario de Seguridad Pública Estatal, general Eduardo Bahena Pineda, sostuvo que el modelo policial de Aguascalientes “es efectivo” y pidió no hablar mal del trabajo en materia de seguridad pública.

Entrevistado luego de los más recientes acontecimientos del fin de semana, cuando la violencia acabó con la vida de varias personas en diferentes hechos, el funcionario estatal dijo que hay un esquema que ha dado resultados, que ha bajado el índice de criminalidad, colocando a Aguascalientes como la segunda entidad del país con menor número de delitos denunciados.

Se refirió al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) cuyas estadísticas dan cuenta, dijo, de que Aguascalientes se mantiene como la segunda entidad del país con menor índice de delitos. “¿Por qué se empeñan en crear una Aguascalientes que no existe?”, cuestionó el secretario, refiriéndose a la divulgación en diversos medios de comunicación de los hechos de violencia suscitados en la entidad.

El funcionario insistió en que Aguascalientes no enfrenta una crisis en materia de seguridad; “No hay crisis en seguridad pública, basta que vean al país y al mundo, para que se den cuenta que no estamos en crisis”, sostuvo.

Por otro lado, se refirió a los esfuerzos que cotidianamente realiza la Policía Estatal para blindar al estado de las mafias del crimen organizado.

Dijo que permanentemente están vigilando los accesos a la entidad, y atendiendo cualquier hecho sospechoso con indicios de que bandas busquen arribar a la entidad.

Habló además del patrullaje que se realiza de forma constante en zonas de alto riesgo y de inseguridad como los fines de semana en el centro citadino, las colonias populares en donde tradicionalmente se juntan bandas y que puedan poner en amenaza la seguridad.

Explicó que diariamente mantienen desde las 7:00 horas una vigilancia en el ingreso a las secundarias y preparatorias, a las 8:00 en las escuelas primarias y a las 9:00 realizan recorridos de supervisión en bancos e instituciones financieras, así como a la salida.

Hay operativo especial de vigilancia en los templos de la ciudad los domingos, y se está trabajando con todos los recursos humanos, materiales, de inteligencia y tecnológicos, para preservar el clima de seguridad que ha caracterizado a Aguascalientes y que lo mantiene en el segundo lugar nacional con menor incidencia delictiva, sostuvo.