CUERNAVACA.- Julián Figueroa, hijo del cantautor Joan Sebastian, defendió a su tía Rosa Figueroa, quien presuntamente exige ser mantenida con los recursos que heredó su hermano, el “Rey del Jaripeo”.
“No, no hay un testamento, desafortunadamente. Todos seríamos muy felices si hubiera un testamento, pero no es el caso.
“Mi tía Rosa es una mujer excelente, es una gran madre, una gran tía, una gran hermana, está nada más equivocada en cuanto a eso, pero no es una mujer ni interesada, ni busca que la mantengamos”, expresó.
Julián, quien dijo que no es millonario y que está empezando a ganar su dinero, señaló que la principal herencia de su padre fue enseñarle a trabajar.
“Me heredó amor, me enseñó a trabajar, me enseñó a respetar a mi familia, a cuidarlos, a cuidarme a mí mismo y siempre que pueda a echarle la mano a los demás.
“En cuestiones materiales me dejó esta casa, que es hermosa”, dijo en la propiedad en Cuernavaca, Morelos.
El cantautor pidió al Gobernador Graco Ramírez que demuestre sus acusaciones a Federico Figueroa, hermano de Joan, de encabezar un grupo de la delincuencia organizada en Morelos.
“(Federico) es un hombre que toda la vida mi padre le enseñó a trabajar y a ganarse su dinero, no tengo nada más que decir”.
Sobre su problema de alcoholismo, el hijo de Maribel Guardia aseguró que actualmente no tiene problemas al respecto.
“Estoy en una recuperación, sin duda alguna. He encontrado fuerza en mi familia, en el grupo y estoy muy muy bien, gracias a Dios”, dijo.
Tan recuperado está que el fin de semana protagonizó la grabación de dos videos musicales: el sábado uno en Taxco, de la canción “Volaré”, y ayer otro, del tema “Se Supone”, en Cuernavaca.
La primera es una composición de su padre, inédita, mientras que la segunda es del propio Julián, y su historia fue protagonizada por Cynthia Rodríguez Ruiz, ex integrante de La Academia. (Héctor Raúl González/Agencia Reforma)