Édgar Sánchez
Agencia Reforma

CULIACÁN, Sinaloa 3-Oct .- Luego de que cinco elementos del Ejército fueran asesinados tras presunta agresión del Cártel del Pacífico, autoridades militares realizaron operativos en Culiacán en busca de criminales, lo que derivó en el aseguramiento de armas de fuego, vehículos, cartuchos y droga.
Rogelio Terán Contreras, Comandante de la Novena Zona Militar, dio a conocer una imagen que muestra a militares brindando auxilio a Julio Óscar Ortiz Vega “El Kevin”, presunto integrante de ese cártel que resultó herido durante un enfrentamiento en el Municipio de Badiraguato.
“El Kevin” era trasladado a Culiacán cuando fue rescatado por sicarios.
El Comandante informó ayer que en los primeros operativos se decomisaron dos fusiles Barret calibre .50 milímetros, 19 armas largas AK-47 y AR15, 6 armas cortas, 236 cargadores, 7 granadas, 6 mil 739 cartuchos y 27 radios portátiles.
Además, se incautaron 300 gramos de heroína, 12 kilogramos de mariguana, 10 kilogramos de cristal, 215 dosis de mariguana, 7 vehículos, 16 chalecos y variedad de vestuario y equipo táctico.
En la capital de Sinaloa, fuerzas castrenses encontraron en casas de seguridad uniformes apócrifos de la misma milicia y de corporaciones municipales y estatales.
A las afueras de Culiacán, un comando de sicarios que pretendía rescatar a Ortiz Vega, herido en un enfrentamiento, emboscó la madrugada del viernes a un grupo de 17 soldados y a un paramédico de la Cruz Roja sobre la carretera internacional México 15, esquina con el bulevar Malova.
Durante la refriega, cinco militares perdieron la vida, 10 soldados y el socorrista resultaron heridos y dos más salieron ilesos.
Los vehículos de los uniformados fueron quemados por el convoy de empistolados con granadas de fragmentación.

Reportan grave a herido
La Secretaría de Salud de Sinaloa informó que uno de los militares heridos durante la emboscada se encuentra en estado grave.
Los otros nueve elementos heridos, reportó la dependencia, se encuentran estables y son atendidos por médicos de distintos hospitales del Estado.
“Esperamos que los militares que no fallecieron puedan superar este fuerte impacto; es difícil decir cómo será la recuperación de cada elemento, ya que cada caso es diferente”, apuntó el director de Prevención y Promoción de la Salud, Álvaro Martín Acosta Padilla.