Humberto Martínez Guerra destacó que los diputados están en deuda con la población, ya que se advierte baja productividad, pues hay gran cantidad de asuntos que deben resolver, pero muchos de estos funcionarios están más preocupados por atender sus intereses personales y quedar bien con el gobierno en turno, en vez de servir de contrapeso.

“Este Congreso fallido, debe “ponerse las pilas”; además de que los legisladores están obligados a cumplir con sus promesas de campaña, por lo que deben responder a las expectativas de la sociedad y a sus necesidades más apremiantes”, añadió.

El líder social señaló que a pesar de que el fuero fomenta la impunidad, los diputados siguen conservando esa figura para protegerse llegado el momento, a pesar de que prometieron eliminarlo, como ya ha sucedido en otros estados.

En relación a las cuentas públicas, señaló que a la fecha no se tienen resultados de las observaciones hechas al ejercicio fiscal del 2015, a pesar de que ya estamos en el 2017. Tampoco han informado si los señalamientos de reembolso de recursos se han cumplido, y en su caso, a cuánto ascienden.

Asimismo, Martínez Guerra los urgió a legislar para que los delincuentes no salgan al día siguiente de ser detenidos; “deben coordinarse con las demás autoridades, en el combate a la delincuencia, porque la gente ya está harta de tanta inseguridad”.

Finalmente, consideró que los diputados tienen que ponerse a trabajar y dar resultados, para mejorar su imagen ante la sociedad, ya que están dentro de los servidores públicos peor calificados.