El rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Francisco Avelar González, celebró la no aprobación en el Congreso local del tope a las colegiaturas en la Institución; sin embargo, lamentó que una iniciativa que violentó la autonomía universitaria haya tenido respaldo de 11 legisladores, a quienes invitó a tomar un café “para explicarles la magnitud de la insensatez que apoyaron con su voto”.

Consideró que el intento de poner una camisa de fuerza al organismo de gobierno de la UAA es faltar al respeto a su autonomía, y más tratándose de las finanzas para garantizar la viabilidad de la Institución, pero causando su ruina en el corto plazo con una afectación presupuestal acumulada que habría sido superior a los 3 mil millones de pesos en 13 años.

La información se llevó a un diputado, dijo, “se hizo un llamado a la reflexión y a respetar la garantía constitucional de autogobierno de la Universidad; se explicó la afectación geométrica que causaría la medida pretendida y que comprometía la estabilidad de la Institución, y aún así obtuvo 11 votos, no lo esperaba en lo absoluto”, recalcó.

La Universidad Autónoma de Aguascalientes, agregó Avelar González, es un proyecto de importancia y trascendencia para el estado que no debe ponerse en riesgo por visiones o intereses coyunturales de una legislatura que por naturaleza es efímera, en tanto que el proyecto de la UAA es permanente y esencial para el desarrollo de la entidad, agregó.

Subrayó que la Autónoma de Aguascalientes es reconocida por la SEP como ejemplo a nivel nacional en su manejo administrativo, financiero, estructural y académico; también recordó que la fragilidad de los equilibrios presupuestales es muy grande y que todo fenómeno exponencial se sale de control en muy poco tiempo.

Avelar González reiteró el llamado a la reflexión y la invitación al diálogo a los diputados que, “quiero suponer que irreflexivamente, apoyaron la iniciativa, para explicarles la magnitud de la medida que quisieron aprobar”.

Manifestó enfáticamente que el apoyo a las familias y jóvenes en vulnerabilidad económica debe garantizarse con apoyo de becas, por lo que hizo un llamado a los legisladores que, “movidos por esa situación social” voltearon a ver a la UAA, a fin de que lo hagan pero ahora para que la apoyen con recursos para becas, con la seguridad de que serán muy bien administrados.

Por último, el rector de la UAA agradeció a la mayoría en el Congreso local que votó en contra del tope a las colegiaturas, por su sensibilidad, institucionalidad y madurez al respetar la autonomía de la Máxima Casa de Estudios.