Analine Cedillo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con aviones llenos de pasajeros y espacios cada vez más reducidos, un vuelo en clase económica puede convertirse en el momento incómodo de la travesía. Aquí, algunas reglas de etiqueta para no convertirse en un viajero-pesadilla.

Prepararse para los filtros de seguridad.
Sí… llevar poco equipaje de mano; vaciar a tiempo los bolsillos y sacar los electrónicos rápidamente.
No… estorbar en la fila una vez que se han recogido las pertenencias.

Abordar con gracia.
Sí… guardar distancia con respecto a la persona que está enfrente mientras se hace fila.
No… meterse en la línea de espera ni dejar meterse a conocidos que no llegaron a tiempo.

Acomodar sabiamente el equipaje de mano.
Sí… colocar la maleta a lo largo del compartimento superior.
No… poner más de una valija; otras piezas pueden ir debajo del asiento.

Ser flexible a cambiar de asiento.
Sí… cambiar de lugar con el miembro de alguna familia, para que ésta viaje junta.
No… moverse del lugar antes de que el avión alcance altura de crucero.

Ser cortés con los vecinos.
Sí… mantener cerca los artículos personales.
No… acaparar los descansabrazos; la regla tácita dice que son para el pasajero del asiento de en medio.

Platicar con cautela.
Sí… poner atención al lenguaje no verbal del otro, antes de iniciar la conversación.
No… hablar con un volumen alto y de forma disruptiva.

Dormir considerando a los demás.
Sí… llevar una almohada de viaje para no cabecear y así no molestar a los compañeros de vuelo.
No… extender las piernas y bloquear el pasillo.

Usar el sanitario con rapidez.
Sí… apretar el botón del inodoro, lavarse las manos y dejar el lugar limpio.
No… acaparar el sitio, seguramente habrá personas esperando turno.

Tratar a los sobrecargos con respeto.
Sí… tomarse un tiempo para agradecer el servicio.
No… culpar y agredir al personal por fallas de la aerolínea.

Descender con tranquilidad.
Sí… ayudar a otros a bajar su equipaje y dejarlos pasar si ya están listos.
No… levantarse del asiento y abrir los compartimentos superiores, antes de que la señal de cinturones se apague.