CIUDAD DE MÉXICO  1-Jul .- La máscara más conocida del mundo tiene un nuevo dueño.

Esta tarde, el York Hall de Londres será testigo del debut del tercero de la Dinastía Plateada: El Santo Jr.

Hace un año, el tercero de la Casa de Plata, luchó en ese mismo recinto, pero lo hizo como rudo, bajo el nombre de Tempestad, pues no se sentía preparado para portar el equipo que inmortalizó su abuelo.

Pero el joven ha madurado, ha trabajado fuerte en el gimnasio y está listo para acrecentar la leyenda del Santo.

“Estoy muy emocionado, creo que por fin entendí que la historia de mi abuelo es una, la de mi padre es otra, y yo haré la mía”, comentó el nuevo Enmascarado de Plata a CANCHA.

“Voy a aprovechar y disfrutar esta oportunidad que me da mi padre. Igual que él, tengo claro que como el Santo no hay nadie más en la lucha libre de todo el mundo”.

El joven está consciente de que su carrera en los cuadriláteros tendrá que ser diferente a la de sus antecesores y que tendrá que trabajar fuerte para trascender.

“Mi padre jamás pretendió ser como el Santo y yo jamás pretenderé ser como el Hijo del Santo. Físicamente somos distintos, desde la estatura, el peso y la formación luchística”, comentó el nuevo Plateado.

Desde México, un emocionado y nervioso Hijo del Santo disfruta con un momento tan especial en la vida de su heredero.

“Me siento muy orgulloso, sé lo complicado que es, pero lo veo preparado, la verdad no esperaba que fuera a luchar como Santo Jr. allá, no estaba en los planes, pero estoy muy contento de que dé este paso”, mencionó a CANCHA el Hijo del Santo.

“Antes de viajar a Londres me pidió una capa prestada y un calzón, él tiene su equipo pero ha bajado de peso y ya no le quedaba. Le pregunté que para qué lo quería y me dijo que por si se animaba a usarlo allá, y mira ayer (el jueves) me dio la sorpresa al comentarme que ya iba a debutar”.