GUADALAJARA.- Entre música en vivo, acetatos colgando y una gran variedad de donitas, Alejandro Fernández Guinart reunió ayer a su familia de cara a la apertura de su microempresa, La Donitería, ubicada en un centro comercial tapatío.
Los primeros en llegar fueron el anfitrión junto con su novia, Alexia Hernández, y América, mamá del joven, para presentar ante los medios de comunicación los 11 sabores de las donas y una bebida hecha con café oaxaqueño.
Después se le unió su abuelo, Vicente Fernández, acompañado por su esposa, doña Cuquita, y minutos más tarde llegaron El Potrillo y sus hijas América y Camila, hermanas de Fernández Guinart, para formar parte de la ceremonia inaugural.
Los Fernández degustaron donas artesanales cubiertas de canela, así como pay de limón, fresas con crema y chocolate, entre otras variedades del menú. (Daniel Garibay/Agencia Reforma)