Las narconovelas promueven antivalores y la apología del delito, consideró Juan Manuel Ponce Sánchez, magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia, quien se pronunció por una regulación que limite su transmisión en horarios en los que menores de edad pueden ver este tipo de contenidos, dijo el magistrado en momentos en los que se discute en el Congreso de la Unión su prohibición.

Dijo que este tema ya fue discutido hace algunos años con lo que se conoce como los narcocorridos, y en ese entonces, se acordó prohibir su masiva distribución porque, además de concitar a la violencia y enarbolar antivalores, hacen apología del delito.

“Creo que debe haber límites muy claros entre, hasta dónde llega el derecho individual y dónde comienza el derecho de la sociedad”.

La posibilidad de acceder y publicar lo que quieras, es un exceso de derechos individuales. Tienes derecho a publicar pero no a violentar derechos de terceros, sin ofender a terceros o los intereses legítimos de una sociedad.

Se debe de buscar un equilibrio, en otras palabras: las limitaciones que puedan establecer el estado, los medios de comunicación, no deben trasgredir  tu derecho a escribir tu derecho a estar informado, tu derecho a decidir, lo que estás viendo o quieres ver.

“Yo creo que la divulgación de cierta información que va dirigida en horarios propios de familia, sí llega a repercutir en la formación de los individuos y de las personas”.

Tendrá que establecerse un marco legal en el que se regulen esas cuestiones y aquellas que hacen apología a delitos o que de pronto las personas que realizan una conducta indebida, son presentadas como héroes, estamos generando antivalores, estamos mandando mensajes indebidos para nuestros jóvenes, sobre todo para nuestros niños”.

Las narconovelas deben ser más seleccionadas, más limitada su exhibición, que sea exclusivamente para gente adulta, que sea en horarios en los cuales no tengan común acceso los jóvenes, porque si no, estamos en una cultura de antivalores, y eso tiene que ser dentro de un marco y dentro de una ley.

Dijo que hace algunos años, se discutió en el tema de los narcocorridos y ahora se prohíbe su difusión, “la sociedad lo ha entendido, así también deben establecerse ciertos límites a la divulgación de esa información y yo iniciaría porque fueran horarios no familiares, horarios en donde se afirmó, la audiencia ya tiene madurez para recibir esta información y no presentar a personas que asesinan, que transgreden la ley, y que los presenten como héroes.

Consideró que el establecer límites a la libertad de expresión en aras de proteger derechos colectivos, sería muy útil en el caso que se está comentando afirmó, luego de resaltar que estas acciones no son propiamente actos de censura.