A pocas horas de iniciar el nuevo ciclo escolar, papelerías, centros comerciales, zapaterías y tiendas de venta de uniformes se vieron abarrotadas por los compradores de último momento que acudieron a realizar sus compras para el regreso a clases de sus hijos.
En un recorrido realizado por El Heraldo, se pudo ver cómo desde el viernes por la tarde, a lo largo del sábado y el domingo, miles de padres de familia llenaron los establecimientos de venta de artículos escolares, en una práctica recurrente de dejar las compras hasta el último.
Escenas de compradores haciendo filas en establecimientos del centro de la ciudad se repetían en otros puntos del estado, lo mismo en zapaterías que en mercados, como el Bonanza, en el lugar hay una papelería y una tienda de uniformes, que estuvo bastante visitada desde el sábado y hasta ayer domingo.
La propietaria del lugar comentó que las compras de último momento es porque “somos buenos mexicanos, dejamos todo para cuarto para las 12”; sin embargo, este año ha notado más compradores, ya que registró un ligero incremento en las ventas desde 15 días antes.
Por su parte, el jefe de piso de una importante distribuidora de artículos de papelería dijo que el comportamiento de los compradores en esta época del año es el mismo: siempre dejan todo para el fin de semana previo al inicio de clases, y toda la semana siguiente; las personas acuden a surtir sus listas de útiles escolares.
“Desde el jueves, pero más intensamente, desde este fin de semana, compradores acudieron a lo largo del sábado y domingo a comprar lo indispensable para el reingreso a la escuela de sus hijos” comentó al tiempo en que consideró que los días de mayor venta de la temporada fueron los del pasado fin de semana.
Respecto de los precios, los compradores consultados dividieron opiniones. Por un lado, los que con anticipación fueron adquiriendo los útiles, zapatos y uniformes de sus hijos, encontraron precios accesibles y promociones. Ellos prácticamente no registraron aumentos, incluso, “aprovechando las promociones, me encontré cuadernos en cuatro pesos”, comentó una ama de casa que acudió a la papelería a comprar solamente un par de productos para completar su lista.
Pero no todos corrieron con la misma suerte ya que, quienes acudieron en ceros para hacerse de la totalidad de los útiles de sus hijos, encontraron precios muy elevados, desde el 10 al 25 por ciento más caros que el año pasado.
Uno de ellos dijo que tuvo que esperar al fin de semana porque no tenía dinero para las compras escolares, mientras que otros compradores dijeron no haber tenido tiempo para comprar con anticipación.
En el caso de las zapaterías, ayer domingo, los principales productos agotados fueron los zapatos y tenis escolares, y de los número promedio, según comentó la encargada de una zapatería del centro comercial Villa Asunción. “Todos los números de zapatos y tenis se mueven en esta temporada, pero los que se agotan más rápido son los de medidas, para niños, del 18 al 22, y en el caso de medidas para jóvenes, de 24 al 28, de esos se acabaron muy rápido”.
Los taxistas también reportaron que movieron pasaje “igual que un fin de semana de quincena”, ya que desde el jueves hasta la noche del domingo, se registró “mucho movimiento, principalmente en el centro y en los centros comerciales” y gran parte de “los bultos que llevaba la gente, eran cuadernos y zapatos” comentó el chofer de un automóvil de alquiler, que reportó muy buenas ganancias en este fin de semana.
Cabe destacar que hoy lunes, inició formalmente el ciclo escolar 2016 – 2017, y poco más de 285 mil niños de primaria y secundaria reanudaron clases.