Víctor Alemán 
Agencia Reforma

FRANKFURT, Alemania.- Lo que empezó en 2010 como una manera de compartir costos en el desarrollo de 3 proyectos entre la alemana Daimler y la alianza Renault-Nissan, se ha convertido en una de las historias más exitosas de éxito empresarial.
Imagine combinar fructíferamente las culturas alemana, francesa, japonesa y estadounidense hacia un solo objetivo. Una labor verdaderamente titánica.
Pues bien, casi 6 años después, Dieter Zetsche y Carlos Ghosn pueden presumir un total de 13 proyectos conjuntos, entre los que destaca una nueva planta de producción en Aguascalientes que suministrará al mercado norteamericano de autos compactos premium para las marcas Mercedes-Benz e Infiniti. Este complejo recibe el nombre de Compas por sus siglas en inglés (Cooperation Manufacturing Plant Aguascalientes).
Esta alianza inicia en 2010 con un intercambio accionario entre los dos corporativos; Renault-Nissan obtuvo una participación de 3.1 de Daimler, mientras que la alemana logró también un 3.1 por ciento de la franco-japonesa.
Los primeros proyectos que ahora son una realidad fueron tres: el desarrollo de una nueva generación de autos citadinos Smart basados en la plataforma del nuevo Twingo de Renault, una van compacta para Mercedes-Benz, así como el desarrollo conjunto de tren motriz para ambos conglomerados.
Actualmente, los desarrollos más recientes y destacados incluyen la producción de motores 4 cilindros en la planta Decherd de Nissan en Estados Unidos para modelos Mercedes-Benz e Infiniti. Así como una camioneta pickup para la alemana basada en lo que ahora se conoce como Nissan NP300 Frontier.
Pero sin duda, la cereza en el pastel es la planta Compas, donde se combinarán todos los elementos que dieron lugar a esta singular alianza.
“Esta alianza ha acelerado los tiempos de desarrollo y ha resultado ser una ventaja estratégica muy obvia para cada uno de los socios y esperamos agregar más proyectos conjuntos”, explicó Carlos Ghosn, presidente de la Alianza Renault-Nissan en un encuentro con medios especializados en el Autoshow de Frankfurt.
Dieter Zetsche, presidente de Daimler, ha sido una pieza clave en el éxito de esta alianza al acumular experiencia y superar obstáculos en otros esfuerzos del pasado con otro grupo automotriz.
“Desde el arranque de la cooperación en 2010, nuestros proyectos conjuntos han generado valor a nuestros clientes en diferentes partes del mundo”, detalla Zetsche.
Además de la planta conjunta en Aguascalientes, el desarrollo de la pickup y el lanzamiento del Infinti Q30, el siguiente logro de esta alianza será el lanzamiento de una nueva generación de autos eléctricos basados en el flamante Smart. Daimler aprovechará el motor eléctrico y desarrollo del Renault ZOE para este propósito.