De paseo por Londres en tanque

Mario Abner Colina
Agencia Reforma

A los taxis, el Metro, los autobuses de doble piso y los autobuses turísticos se acaba de sumar un nuevo tipo de vehículo para conocer Londres: los tanques de guerra.
La empresa Tanks a Lot, que ofrecía en el interior de Inglaterra experiencias de conducción de tanques y hasta aplastamiento de automóviles, acaba de estrenar un muy peculiar servicio turístico en el que el Big Ben, la Torre de Londres y otros sitios emblemáticos londinenses se recorren desde un vehículo pesado.
“No sólo ves las principales atracciones de Londres, sino que tú, por un día, te conviertes en una atracción también”, se describe en el portal de Tanks a Lot.
Desde el inicio de la actividad, la semana pasada, el teléfono no ha dejado de sonar con personas interesadas, asegura Vanessa Jennings, del área de reservaciones.
El recorrido en tanque dura tres horas y cuesta mil 500 libras (38 mil 200 pesos). Se realiza a bordo de un modelo Abbot, de 17 toneladas, que aún utilizan algunos ejércitos en el planeta.
Tanks a Lot tiene una flotilla de 130 tanques. El Abbot, color verde militar, es el primero en sumarse a la actividad pues se encuentra guardado en Londres debido a que se rentaba para promociones y eventos comerciales.
En los recorridos turísticos, que se hacen durante la luz del día, Nick Mead, dueño de Tanks a Lot, suele ser encargado de conducir los vehículos.
“Podemos subir a dos viajeros en la torreta, o tres si son delgados o pequeños”, explica Vanessa.
“La reacción de la gente que ve el tanque es hilarante, hacen olas y aplauden. Aunque a veces hay personas tan ensimismadas en sus teléfonos que no nos notan, como tampoco notan las porras y el ruido que hacen los demás cuando pasamos por un sitio”.
Los tours a bordo de transportes militares no son algo nuevo en Londres.
Desde hace tiempo transitan por las calles y hasta se adentran en las aguas del río Támesis vehículos anfibios DUKW, conocidos popularmente como “Ducks”, que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial.
Los llamados Duck Tours también se realizan en distintas ciudades estadounidenses como Boston y Washington DC, y en países como Singapur.
A diferencia de los tanques, los DUKW no son vehículos de combate, sino que, en el área bélica, sólo funcionaron para transporte de tropas y suministros tanto por agua como por tierra.
www.tanks-alot.co.uk