El Ayuntamiento de Rincón de Romos incumplió la promesa de abastecer agua mediante pipas a vecinos de la cabecera que se quedaron sin el vital líquido desde la madrugada del miércoles, por trabajos de rehabilitación en la red hidráulica que finalizarán hasta el próximo domingo.
Se estima que al menos 700 familias de los fraccionamientos Magisterial, Emiliano Zapata, Estancia de Chora, El Bajío Guadalupe, La Paz, Embajadores, Potreros, Popular, Zona Centro, y Santa Anita, se quedaron sin el vital líquido, sin que haya respuesta de las autoridades sobre cuándo se iniciará el abasto que se les prometió.
Abner Solís Díaz, vecino del Fraccionamiento La Paz, denunció que las familias no pudieron abastecerse del recurso porque el suministro fue suspendido durante la madrugada, y afectó colonias que no habían sido notificadas oportunamente sobre la suspensión del servicio.
Detalló que existen casos críticos en las familias que habitan el Fraccionamiento Embajadores, ya que estas viviendas fueron edificadas sin tinaco o aljibe por contar con un sistema de abasto directo mediante presión, por lo cual no tienen la posibilidad de al menos tener una reserva para lo mínimo indispensable.
Lamentó que la situación se haya escapado de las manos de las autoridades, mientras la falta de agua es un problema que afecta a cientos de familias que no pueden realizar sus actividades ordinarias como lavar o bañarse por la escasez de agua.
El Gobierno Municipal que encabeza el alcalde Fernando Marmolejo, difundió el martes pasado, mediante perifoneo y las redes sociales, que los trabajos de rehabilitación en la Calle Insurgentes provocarían la suspensión del servicio de agua potable los días del 24 al 27 de febrero.
Se avisó que estas obras implicaban el cierre de los pozos en las colonias Centro, Cerro del Gato, Miguel Hidalgo, Barrio de Chora, y Santa Elena.