Claudia Lorenz

Por coincidencia, y por motivos en sí apolíticos he iniciado a leer el libro “México negro” del escritor Francisco Martín Moreno , esto pocas semanas antes de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. El libro trata del desarrollo de la explotación de pétroleo en México desde el inicio del siglo veinte hasta el fin de los años treinta. Así, narra también la ocupación del país por trusts estadounidenses y europeos en los tiempos antes y al inicio de la revolución méxicana, que tomaba su rumbo arduo desde 1910 aproximadamente. Hasta tal punto, es una lectura amarga. Se puede leer cómo presidentes fueron hechos y derrocados, instigado por la avidez de los trusts que simultaneamente fraguaban alianzas con corruptos políticos méxicanos. Se puede leer cómo se maltrataba a la población y a la tierra, mientras que la locura de los cabecillas se desbordaba más y aún más. Se puede leer también del desprecio infinito de que los magnates extranjeros entonces colmaban a la gente de México bajo el pleno respaldo de sus propios gobiernos.
El tono utilizado por Donald Trump al dirigirse al país vecino del sur me parece como un eco de la conducta de los ursupadores extranjeros en tales comienzos de la explotación del petróleo méxicano. Es un tono malvado, degradante y profundamente ofensivo. El hombre actualmente más poderoso del mundo quería erigir un muro infranqueable entre México y los Estados Unidos, “los del otro lado” – según su imaginación – reembolsando los gastos para esta tontería. Entretanto, el proyecto de Trump ha empezado a tambalearse fuertemente: A México, no se le ocurre pagar ni en sueños ni un solo peso para tal cosa. Por lo tanto, al inicio de abril, antes de una reunión con el Ministro mexicano de Asuntos Exteriores Luis Videgaray, el Secretario de Seguridad Nacional estadounidense John Kelly de repente habló de un plan reducido. Por el momento se planearía fortificar sólo las partes estrategicamente importantes de la frontera – así su mensaje. Y a finales del mismo mes, el congreso de EUA temporalmente cerró el grifo de dinero norteamericano: Aprobó un presupuesto provisional nacionál válido hasta septiembre, que no dispone de un puesto para la barrera gigantesca planificado por Trump. Sin embargo, el presidente estadounidense permanece testarudo: “No dejen que los medios falsos les digan que he cambiado mi posición sobre el muro”, tuiteó al darse cuenta que por el momento tenía que tragarse la derrota.
Trump aparece como un hombre de una inteligencia a lo sumo mediocre, y con un limitado horizonte de formación, en cambio es dotado con un ego hinchado inflacionariamente. Y esto, lo pone peligroso. Sin embargo, el presidente de los EUA no es la causa originaria del problema, sino que es una consecuencia lógica de una crisis que se ha desarrollado ya desde muchos decenios. El mismo proyecto del muro no es un topico nuevo: En el pasado, varios gobiernos estadounidenses ya han participado en erigir diversas construcciones para fortificar ciertos sectores de la frontera.
Debido igualmente a su ubicación geográfica como a la riqueza de sus tierras y fundamentos culturales, México tiene una posición clave para todo el continente americano. El país México, tomando su camino de manera determinada y consciente de si mismo, daría una señal fuerte a toda America Latina, atrayendo mucho la atención mundial. Ahora, esto sabe también su vecino norteño, y existen algunas referencias que un escenario de este tipo no le ha gustado ni en los tiempos pasados ni en los actuales. La actitud prevaleciente en este caso, puede dar un buen ejemplo para la comprensión del mundo en general que proyecta la política estadounidense.
Dicha política ha sido y es dominada en su fondo por los intereses de elites del cosmo economico y de las finanzas, y justo en esto consiste el nexo causal de la crisis mencionada. Así se explica el fracaso de muchos proyectos del predecesor de Trump, Barak Obama. Europa ya se ha subido al tren en marcha – con la caída del muro de Berlín en el año 1989, la era del neoliberalismo fue proclamada abiertamente también allí. Desde entonces, en los grandes consorcios se pueden permitir casi todo, siempre a expensas de la población. Esto no es muy diferente en los Estados Unidos, razón por la cual la elección de Donald Trump en primer lugar es una expresión de protesta en contra de una política que está abriendo los abismos sociales más y más a lo largo y ancho del país. Posiblemente al ser él candidato presidencial, el demócrata Bernie Sanders hubiera impedido la victoria de Trump, porque tenía más credibilidad en cuestiones sociales que Hillary Clinton con sus afinidades hacia el sector de las finanzas. Bajo las circunstancias dadas, parece claro que Clinton combatió a Sanders no por convicción sino por motivos de interés personal.
Ahora, Donald Trump nos está revelando sin maquillaje todo lo que los autores reales de la crisis nunca se habían atrevido a decir en voz alta aunque durante todo el tiempo lo han hecho. Iguál como los partidos de populismo derechista en Europa que cayeron en paroxismos de alegría después de las elecciones presidenciales en los EUA, Trump es la sombra de una política que ha guiado ya en el pasado las sociedades del mundo a los bordes de varios precipicios, parcialmente hasta empujandolas por abajo, y que sin embargo nunca ha estado dispuesto a dar la vuelta atrás. Es ésta una política que ya desde mucho no está luchando por servir al conjunto de todos, sino que estaba forzando el conjunto de las sociedades para servir a un pequeño círculo de consorcios, especulantes y adictos al poder.
Igualmente como la prohibición de entrada a los EUA para ciudadanos de ciertos países musulmanes que Trump quiere, y el acoso de inmigrantes iniciado hace poco, el plan actual de la construcción de un muro entre los EUA y México es una clásica proyección psicológica. “Los malos siempre son los otros. Nosotros, claro que somos los buenos, nunca tenemos culpa de nada. Cualquier molestia viene de los otros, pues son ellos los malos. A que se queden fuera ! A que nos dejen en paz ! America first !” Estos días, en Europa se observa una proyección análoga a la norteamericana. Las obstrucciones para impedir la entrada de refugiados de las regiones de crisis en Africa y el Próximo Oriente o el Oriente Medio se estan volviendo más y más brutal. Durante años, los funcionarios europeos – así parece – simplemente no se han dado cuenta que ahí había un problema. Europa estaba ocupado con si mismo – quiere decir con su expansión economica o con el urdimiento de estrategias para empujar la privatización de bienes comunes por dentro y fuera de sus bordes. Con esta actitud ha participado en crear las mismas causas de fuga. Hasta ahora, ni por asomo se ha desarrollado un concepto firme para enfrentar el problema evidenciado por los refugiados, pero la Comunidad Europea ya está en medio de una prueba de rotura que incita a las tendencias extremistas prevalecientes. No obstante, a los que se deben de quedar fuera del fuerte europeo les tocan las consecuencias más duras, junto con su sufrimiento y su desesperanza inmensos.
Una proyección, siempre se origina en la represión del propio papel que uno está jugando en una situación indeseada. La elección de Trump igualmente como las corrientes populistas de la derecha que los años pasados se fortalecieron en Europa nos están enseñando que puede tener efectos colectivos. Lo explosivo de una proyección consiste en que los contenidos reprimidos permanecen activos en la área subconsciente, y esto a traves de una recaida a un nivel arcaico. Así, se están escapando del contexto de valores comunes elaborados por la mente consciente. Por tal caso, el nuevo presidente estadounidense representa un ejemplo patologicamente « muy bonito », y a justo esto se debe su peligrosidad.
Generalmente, es su autor quien tendría que ocuparse de las causas de una proyección. Y muchas veces, no lo hace. Dado eso, cómo podría ahora tratar México la proyección inmensa que está molestando el país de la dirección norte? Pienso que es fundamental encontrar modos adecuados para distanciarse de ella y devolver los contenidos ligados con ella a sus remitentes. En esto, es importante tomar en cuenta la munición emocional que siempre se encuentra dentro de una proyección, y que en momentos de conflicto se puede descargar descontroladamente. Asimismo, su rechazo rotundo en el caso de los EUA es un proceso que require valor, prudencia, claridad y delicadeza. Sin embargo, en caso de que saliera bien, podría abrir posibilidades fulminantes para México. Una serie de los problemas claves dentro del país, las hay por consecuencia de enredos críticos con los EUA. Así, México ahora tiene la oportunidad de ajustar de nuevo sus relaciones con los EUA, y de definir las mismas desde el punto de su propia soberanía.
Respecto a posibles contextos predestinados a la represión, que la política estadounidense dirigida hacía el sur tenga a su disposición, se puede añadir bastante. Ni se necesita divagar a sus funestas actitudes contra America Central en la segunda mitad del siglo veinte, que ha echado atrás a los países de la region por décadas, hecho que hasta hoy en día está ocasionando una presión migratoria enorme al norte. No, desde lugares a veces bien escondidos, exclusivamente la red de las relaciones entre México y los Estados Unidos ya ofrece suficiente para contar.
Para lograr que México siga el camino deseado, los Estados Unidos no podían proceder de manera tan tosca y evidente como lo hacían más al sur. Esto no significa que los circulos norteños de influencia andaban con remilgos. En la segunda mitad del siglo veinte, los instrumentos de la Central Intelligence Agency CIA para poder asegurar sus intereses ocultos, eran la infiltración, la corrupción y el narcotrafico. Durante décadas, los hilos convergían en la Dirección Federal de Seguridad (DFS), que fue fundada en el año 1947 – dicha institución méxicana tiene la fama de haber sido una construcción de la agencía estadounidense. Casi parece como si las pesadillas de los inicios de la revolución méxicana nunca hubieran realmente desaparecidos.
Todo esto aconteció durante los tiempos de la Guerra Fría, y por lo menos aquella agrupación de circulos ilegales se ha disuelto en el año 1985, ya antes del derrumbamiento de la Unión Soviética. La DFS fue convertido en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).
Es de suponer que entretanto se hayan desarrollado nuevas estratégias idóneas para el mantenimiento de la influencia estadounidense. Como otros países latinoamericanos, desde 1982 México sufrió una crisis de deudas que se originaba por parte de inestabilidades del mercado mundial de petróleo. El manejo de tal crisis a traves de las organizaciones internacionales tiene paralelas al procedimiento de la Troika* en Grecia en los años pasados. Bajo la dirección del FMI (Fondo Monetario Internacional) y del Banco Mundial se obligaba a México a realizar una politica drástica de austeridad y de liberalización de mercados, mientras que algunos de los bancos del sector privado se hacían de oro. El presidente del Banco Mundial entre 1981 y 1986 fue Alden W. Clausen, quien antes y después de este periodo de tiempo dirigía el Bank of America, que fue entonces el banco de comercio más grande del mundo.
Un detalle que pueda ser interesante en este contexto es que Alfred Herrhausen, quien en aquel tiempo era el jefe de la Deutsche Bank, después de una reunión con el presidente méxicano Miguel de la Madrid en el año 1987, quería realizar una condonación de deuda para los países en crisis. Herrhausen, a veces descrito como “esnob intelectual”, era una persona que sin problemas podía hacer sentir su arrogancia a otros. Pero también era un hombre con visiones a quien poco le hizo vacilar en sus ideas. Sus intenciones de condonación provocaron reacciones histericas de varios de sus colegas en el cosmo bancario internacional. Pero antes de que las pudiera realizar y así obligar a otros bancos que le siguieran, Herrhausen fue victima de un atentado que hasta hoy en día queda en una telaraña de muchos misterios e enigmas. Después de su muerte violento, sus planes rápidamente cayeron en el olvido.
El neoliberalismo agresivo constituye la variante moderna para la conquista de mercados, tierra y recursos. Se puede tender un arco directo de la presión hacía el libre mercado que se ha ejecutado hacía el sur con aumento desde los años 80, hasta el tratado de libre comercio, el TLCAN, que se ha firmado entre los Estados Unidos, Canadá y México en el año 1994. Cuando el convenio empujado fuertemente de los EUA ya años antes, entró en vigor, la bolsa dío gritos de júbilo. Despúes de poco menos de un cuarto de un siglo, su balance para la población méxicana pero también para la gente de los Estados Unidos resulta desastroso: Caída del nivel salarial, aumento de los precios, desempleo, incremento de la miseria social. Dicen que en México sólo entre 1992 y 2000 fueron destruidos un millón de lugares de trabajo en la producción de maíz, causando una fuga de pobreza correspondiente en dirección norte o hacía los cárteles narcotráficos en el país. Los ganadores del tratado son las empresas multinacionales. Tal situación ha llevado México a dependencias graves de su vecino norteamericano: Ahora, aproximadamente una tercera parte de los puestos de trabajo está ligada a la exportación a los EUA.
Paremos el listado (incompleto) de hechos frecuentemente “olvidados” en los Estados Unidos al mirar sus relaciones con el vecino del sur. Sin embargo, son justo esos mismos contextos que están relacionados notoriamente con algunos problemas candentes de México – corrupción en el aparato político y de seguridad, destrucción de los bases de existencia en la agricultura, debilidades de la economía dentro del país y narcotráfico. Por esto, pienso que el desenredo de las ocultas estructuras irregulares relacionados con los EUA es una de las claves centrales para un futuro próspero y constructivo de México.
En el año 1988, la gente en México ya ha sido capaz de tomar el toro por los cuernos, y votó la mayoria por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano por ser el presidente del país – el reformador entre otras metas quería abrir nuevas negociaciones en la cuestion de las deudas. Pero la población se quedó privada de su derecho de autodeterminación a causa de un desvergonzado fraude electoral. Tenía que encajar la entrega del cargo presidencial a Carlos Salinas de Gotari en lugar de Cárdenas Solórzano, el primero de los dos siendo un hombre con cercanía al estadounidense mundo bancario igualmente como al narcotráfico, quien del lado méxicano ha sido responsable para el TLCAN y una ley agraria aprobada anteriormente, la cual abría posibilidades para una venta descontrolada de terrenos ejidales como objetos de especulación. Después del tiempo de Salinas de Gotari, las irregularidades en las elecciones presidenciales continuaron.
Ante lo expuesto, una cosa parece clara: La opción de un presidente incorruptible del lado izquierdo, obligado a asuntos sociales, debe de haber puesto en alta alerta los vecinos del norte. Me parece improbable que presenciaban los eventos de brazos cruzados. Cárdenas por otro lado, hasta hoy en día es considerado una autoridad moral en México, reclamando continuadamente una credibilidad en la ejecución de la política, y sabiendo muy bien que el país requiere de fuerzas nuevas para eso. Así, no es de extrañarse que está criticando el gobierno del presidente actual Enrique Peña Nieto con palabras ásperas. Apuntando también hacía su actitud ante el vecino norteño, en marzo lo reprendió por ser corrupto, sumiso y desalentado.
En analogía a la situación en los Estados Unidos, los ejecutivos europeos hasta ahora tampoco están enseñando la razón necesaria para poder realizar un cambio. Ellos tampoco han logrado enfrentarse a sus sombras, por contrario, siguen predicando de la sinalternativa* de los mercados desenfrenados. Es posible que a causa de un proceso de destitución se abbrevie drasticamente la presidencia de Donald Trump. Sin embargo, queda muy dudoso si en tal caso los elites políticos del país podrán comprender la entrada en escena mundial de su actual presidente como una señal de alarma, permitiendo una reorientación adecuada. Es más probable que se readopte la linea rígida de antes, parecido a como ha pasado en la crisis financiera del año 2008.
En cualquier caso, México debería retomar el impulso para fortalecer su autodeterminación política, y dar las propias formas a su futuro. 2018 es el octogésimo año desde la expropiación de las empresas petroleras extranjeras, y de su nacionalización – y en el mismo año otra vez habrán elecciones presidenciales. Como contramovimiento a la política establecida, en 2012 se ha formado el partido Morena (Movimiento de Regeneración Nacional), para la cual su fundador Andrés Manuel López Obrador estará en la carrera hacía el cargo más alto del país. En tiempos pasados, López Obrador ha sido compañero político de Cárdenas Solórzano, más tarde había una o otra controversia entre ellos. El combativo líder originalmente viene del Estado de Tabasco y ha sido Gobernador del D. F. al inicio del milenio. Con vehemencia apasionada critica a sus opositores políticos, y por eso causa temores como el prototipo del enemigo establecido. Ya ha recorrido dos campañas electorales para lograr la presidencia en 2006 y 2012, derrotado oficialmente, y él mismo cada vez poniendo reparos severos a los resultados respectivos. Es poco asombroso que López Obrador ahora exige del vecino norteño: “No metan las manos” ”ni las narices” en las elecciones del próximo año!

[1] Francisco Marín Moreno, México negro, México D.F., 1989

[1] “’Improbable’ construir un muro en toda la frontera de EU: Kelly”, SDP noticias, 05.04.2017, http://www.sdpnoticias.com/internacional/2017/04/05/improbable-construir-un-muro-en-toda-la-frontera-de-eu-kelly; revisado 10.04.2017

[1] véase: Jorge Carrazgo Arraizaga, La Federal de Seguridad y la CIA colaboraban con Caro Quintero, Proceso 26.10.2013, Mexiko; Andreas von Bülow, Im Namen des Staates, München, 2002, S. 168f, 215f, 249-51; Peter Dale Scott, Washington and the politics of drugs, Variant Nr. 11, 2000 http://www.variant.org.uk/pdfs/issue11/Variant11.pdf, revisado 15.02.2017; Philip Agee, CIA intern: Tagebuch 1956-1974, Europäische Verlagsanstalt 1982

[1] véase: http://www.cisen.gob.mx/cisenResena.html, revisado: 15.02.2017

[1] La crisis pétrolera de 1982, La economía, 20.02.2015, http://laeconomia.com.mx/la-crisis-petrolera-de-1982/;

 Crisis de la deuda, http://www.eco-finanzas.com/diccionario/C/CRISIS_DE_LA_DEUDA.htm; La crisis de la deuda mexicana yel Banco Mundial, Eric Tuissant, 24.04.2006, http://www.cadtm.org/La-crisis-de-la-deuda-mexicana-y; revisados 15.02.2017

[1] http://www.sfgate.com/bayarea/article/Tom-Clausen-BofA-World-Bank-head-dies-4218430.php;  gesichtet 15.02.2017

[1] Cita, sobre la persona  Herrhausen  y sobre la condonación véase: Harald Freiberger, Alfred Herrhausen: Der gute Mensch aus dem Bankenturm, Süddeutsche Zeitung vom 28.11.2009; sobre  contradicciones en los resultados de la pesquiza del asesinato veáse: Paul Kohl, Wir wissen definitiv, wer die Täter waren, Deutschlandfunk, 07.01.1997 y 11.11.2014, http://www.deutschlandfunk.de/wir-wissen-definitiv-wer-die-tater-waren-pdf.media.a0dea96bd83a5a81872a1580000e214b.pdf; revisado 07.02.2017.

[1] Jesús Aldabi Olvera, A 20 años del TLCAN, voces críticas en EU, Proceso, 31.01.2014, Mexiko; John Paul Rathborne, México y el TLCAN a 20 años de vigencia, El financiero, 19.02.2014, Mexiko; Barbara Eisenman, NAFTA: Freihandelsabkommen oder Blaupause des neoliberalen Investitionsregimes, Deutschlandfunk, 21.11.2014, http://www.deutschlandfunk.de/nafta-freihandelsabkommen-oder-blaupause-des-neoliberalen.1170.de.html?dram:article_id=299940, revisado 15.02.2017

[1] Ralf Streck, Beziehungen USA – Mexiko auf dem Gefrierpunkt, 28.01.2017, Heise Medien, Telepolis, URL: http://www.heise.de/-3609637

[1] Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano,  6 de julio de 1988: El fraude ordenado por Miguel de la Madrid, 02.04.2004, La Jornada, Mexiko; Mexiko: Was folgt?, Der Spiegel Nr. 29/1988; Carlos Moret de Mola, „El PRI perdió las elecciones de 88“, 14.05.2009, El Universal, http://archivo.eluniversal.com.mx/columnas/78194.html, revisado 15.02.2017

[1] Carlos Moret de Mola, „El PRI perdió las elecciones de 88“, 14.05.2009, El Universal,
http://archivo.eluniversal.com.mx/columnas/78194.html, revisado 15.02.2017; Andreas von Bülow, Im Namen des Staates, München, 2002, S. 250; Tim Golden, US report says Salina´s banker ignored safeguards, 04.12.1988, New York Times; Barbara Eisenman, NAFTA: Freihandelsabkommen oder Blaupause des neoliberalen Investitionsregimes, Deutschlandfunk, 21.11.2014, http://www.deutschlandfunk.de/nafta-freihandelsabkommen-oder-blaupause-des-neoliberalen.1170.de.html?dram:article_id=299940, revisado 15.02.2017

[1] „AMLO es un hombre honrado, no obstaculizo sus aspiraciones: Cárdenas”, 10.03.2017, Proceso, http://www.proceso.com.mx/477677/amlo-hombre-honrado-obstaculizo-sus-aspiraciones-cardenas, revisado 10.04.2017

[1] „Peña sumiso ante Trump, tienen arreglos ‚en lo oscurito’: AMLO“, Proceso, 07.04.2017, http://www.proceso.com.mx/481504/pena-sumiso-ante-trump-arreglos-en-lo-oscurito-amlo, revisado 10.04.2017