Evitaron dos intentos de suicidio. Igual número de jóvenes, por diferentes motivos intentaron escapar por la puerta falsa. En ambos hechos intervinieron oficiales de la Policía Preventiva Municipal y lograron evitar que se consumaran las tragedias.
El primero de los casos se registró al filo de la medianoche. En ese momento, el oficial a cargo de la patrulla 0389-B1 recibió el reporte de que en avenida Convención y Siglo XIX del fraccionamiento Santa Anita, un joven amenazaba con segar su propia existencia.
Ya en el lugar, el policía se entrevistó con una persona de sexo masculino. Declaró que su hijo, de apenas 17 años de edad, intentaba arrojarse de lo alto del puente peatonal ubicado en ese lugar. Añadió que el jovencito padece esquizofrenia.
Sin pérdida de tiempo, el oficial subió al puente y dialogó con el joven, intentando convencerlo de que descendiera del puente y al mismo tiempo, solicitó el apoyo de los paramédicos.
Finalmente, logró acercarse al menor de edad y lo sujetó del brazo, poniendo de esta manera su vida a salvo. Instantes después arribaron paramédicos a bordo de la unidad Eco-273 del ISEA; valoraron al joven y determinaron que no requería traslado al hospital pero sí fue llevado al área de Trabajo Social en la Dirección de Justicia Municipal.
Referente al segundo hecho, a las 05:18 horas, el oficial de la unidad 0001-B1 atendió reporte de otro intento de suicidio en la calle Julián Medina y Antonio Díaz Soto y Gama de la colonia Insurgentes.
Ubicó al joven de 22 años, quien se encontraba en completo estado de ebriedad manifestando que estaba deprimido y que su único deseo era el de matarse. También fue trasladado a Trabajo Social. En este caso no quedó en claro el motivo de la depresión.