De chile, mole y pozole: opciones para España

Itzel Vargas Rodríguez

Un acalorado debate organizado por el diario El País, se suscitó hace algunos días entre tres personajes de gran protagonismo actual para España: Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Los tres, actuales candidatos a la Presidencia de este país. Personajes completamente diferentes y con propuestas muy diversas que hacen bastante interesante el proceso electoral que se viene.

El actual Gobierno del Partido Popular (PP) de corriente conservadora que encabeza Mariano Rajoy, le ha tocado encarar uno de los momentos más difíciles de España, la crisis económica y el paro laboral. Aunque ha habido mejorías, no han sido las suficientes pues socialmente siguen habiendo muchos retos por superar.

Hace poco más de un año, parecía que el bipartidismo encabezado por las dos opciones históricamente más votadas (el PP y el PSOE, este último como el partido de izquierda) era imposible de romperse, hasta que el partido Podemos, pudo colocar posiciones en el Parlamento Europeo lo que representó una puerta a la nueva democracia electoral en este país.

Podemos es un partido izquierdista cuyo principal representante, Pablo Iglesias venía en su momento a ofrecer algo completamente distinto. Vestido siempre con jeans, zapatos sencillos, cabello largo y recogido en una coleta mal agarrada, siendo además Doctor y Profesor de la institución más reconocida de España, la Universidad Complutense de Madrid, ofrecía una alternativa creíble, rebelde, de izquierdas y muy propositiva. Tuvo afinidad incluso cuando en su momento Alexis Tsipras ganó también, por el partido de izquierda en Grecia. Sin embargo, Iglesias ha manejado discursos para algunos, demasiado radicalistas, donde resalta bondades del comunismo o el socialismo cuando, a razón de unos cuantos, estos regímenes, por lo menos en América Latina, han sumido a varias poblaciones en sociedades muy inequitativas. Pese a todo, Podemos, ha sido un movimiento que ha generado mucha afinidad e incluso idolatría entre los españoles debido al símbolo de cambio coyuntural que representó en un inicio.

Por otro lado, Pedro Sánchez, el principal protagonista del Partido Socialista Español (PSOE), hace cerca de un año comenzó a repuntar una carrera sólida rescatando ideas congruentes y encabezando una seria oposición al eterno antagonista PP. Ganó credibilidad y al igual que Iglesias, llegó a ser un ídolo social al que le sumamos una imagen impecable, que representaba nuevas ideas en una persona joven que salía de un partido viejo.

Y la gran sorpresa de los últimos meses ha sido un joven, representante de una confluencia que surgió de forma parecida a Podemos pero que lleva por nombre Ciudadanos y cuya ideología y razón es completamente diferentes. El protagonista es pues Albert Rivera, un joven atractivo, con una ideología de centro-izquierda, es decir, entre el liberalismo y la social-democracia que no es tan rebelde en imagen como Iglesias, es más serio, con apariencia conservadora y que busca de alguna manera, formalizar las propuestas que trae. En muy poco tiempo ha ganado bastantes adeptos, y representa la ideal salida para aquellos que no buscan radicalizarse tanto ni caer en el bipartidismo de siempre. Esta nueva opción es como un concentrado de un poco de todo, pero sin llegar a los excesos. Puede ser elegido tanto por conservadores, afines de siempre al PP, por izquierdistas que buscan materializar ideas en opciones serias y simplemente, por jóvenes que se dejan llevar también, por qué no decirlo, por la imagen personal.

Así que tendremos una interesantísima riña electoral en España el próximo 20 de diciembre que vale la pena darle seguimiento. La disputa a la presidencia entre quien representa una opción nueva proveniente de un partido viejo como el PSOE (Pedro Sánchez); quien representa el cambio coyuntural y la izquierda en su máxima expresión en Podemos (Pablo Iglesias) y quien representa una alternativa izquierdista pero a su vez conservadora, viniendo de un joven con frescas ideas y que plasma seriedad en Ciudadanos (Albert Rivera). A ver qué propuesta compran los españoles.

itzelvargasrdz@gmail.com / @itzelvargasrdz