José Armando Robles Ávila, director del Hospital de la Mujer, informó que el año pasado se atendieron 10,076 partos en dicho nosocomio, de los cuales 3,076 fueron por cesárea; añadió que en 6,124 no hubo complicación y 3,147 correspondieron a menores de 20 años.
Indicó que el 2015 fue productivo, ya que se logró realizar 310 mil estudios, de los cuales 294,376 fueron de laboratorio, 4,781 estudios de rayos X, 7,128 ultrasonidos, 3,359 mastografías y 363 electrocardiogramas; además, se ofertaron 42 mil consultas de especialidad –gineco-obstetricia, pediatría, y medicina interna–, lográndose así que el equipo médico obtuviera información acerca del estado de salud del paciente, a fin de poder dar un diagnóstico y tratamiento eficaz.
Robles Ávila resaltó que se hicieron 7,718 cirugías dentro de quirófano, por médicos especializados y profesionales, que ponen todo su conocimiento y pasión para salvar vidas; precisó que el Hospital de la Mujer trabajó al 136.4% de su ocupación, pero no por ello ofreció servicios de mala calidad, ya que el personal que lo integra sabe laborar bajo presión y con efectividad.
Sostuvo que como parte de las labores que se realizan todos los días en el nosocomio, el año pasado se atendieron 26,835 urgencias leves y graves, sin dejar a ni una sola persona sin atención médica.
Para concluir, el director del Hospital de la Mujer sostuvo que el gobernador Carlos Lozano de la Torre ha hecho las gestiones necesarias para que dicho centro hospitalario cuente con tecnología de punta, personal altamente capacitado y una atención en el servicios de gran calidad, que permite generar confianza en las pacientes, sobre todo cuando van a tener a sus bebés.