Yarek Gayosso / Agencia Reforma

CDMX.- Óscar Salazar, entrenador nacional de taekwondo, augura combates más atractivos en el Mundial a realizarse en Corea, en junio próximo, respecto a los que se vivieron en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Considera que lo que se busca con el nuevo reglamento en vigor es regresarle dinamismo y emoción a una disciplina que fue criticada en la pasada justa veraniega por los duelos medrosos que hubo.

“Viene un cambio con el nuevo reglamento, nuevos petos, donde sí tienes que pegar, ya no es tan fácil darle un roce y que te cuenten un punto, creo que ahora el taekwondo está evolucionando para bien y eso va a servir para las generaciones que vienen”, compartió a CANCHA el medallista de plata en Atenas 2004.

“No me gustó cuando sólo era el toque, era aburrido. Yo tenía mucho miedo de que lo cambiaran por el karate. Yo me frustré, me desmotivé mucho porque no era taekwondo”.

Salazar recordó la evolución del deporte siendo él atleta de alto rendimiento hasta ahora que es entrenador.

“El taekwondo ha crecido mucho en algunos aspectos, lamentablemente se ha deteriorado en otros. Hay mucha conciencia en no salir lastimado, en cuidar al rival aunque sea un deporte de contacto, a raíz de desafortunados eventos.

“En mi época el taekwondo era muy vistoso, tenías que pegar, tirar, hacer combate, el tiempo de pelea era más largo, se hizo más reducido para buscar el contacto, hay muchos toquecitos”, detalló.

El reglamento de competencia se modificó el 15 de noviembre de 2016, empezó a regir a partir del 1 de enero de este año, pero fue hasta el Abierto de EU cuando se probó, y será en el Mundial de Corea, el 24 de junio, cuando oficialmente se implemente.