El éxito de 13 Reasons Why ha gustado a la audiencia juvenil de Netflix, pero algunos especialistas se han pronunciado en contra.
La serie se ha convertido en la sensación del sistema de streaming, pues aunque trata temas como el suicidio y la depresión, muchos se han sentido atraídos.
De acuerdo a Headspace, parte del contenido de este programa es arriesgado y puede ser muy doloroso para quienes lo ven, publicó E! News.
“Hay una responsabilidad para los radiodifusores de saber qué es lo que están mostrando y el impacto que cierto contenido puede tener en la audiencia, y en particular en una audiencia joven”, dijo el Dr. Steven Leicester de Headspace, plataforma digital que promueve la meditación y una vida saludable plena.
Kristen Douglas, directiva de Headspace, señaló que la exposición nociva al suicidio puede llevar un posible contagio del mismo.
“No es como las colisiones de autos o el cáncer. El reporte irresponsable de un suicidio puede llevar a una muerte futura”, explicó Douglas al Huffington Post de Australia.
La polémica se dio tras ver el capítulo final en donde el personaje de Hannah entra en una tina y termina con su vida.
“Debemos hablar más sobre el suicidio juvenil, pero hay una forma de hacer eso y una forma en que podemos hablar de esas preocupaciones y tener un rango de conciencia. Pero tenemos que alejarnos de cosas realmente peligrosas como el método, o simplificarlo a una cosa como el acoso”, advirtió Douglas.
Eso opinan los especialistas, aunque Brian Yorkey, creador de la serie, dio su punto de vista al respecto.
“Sí queríamos que fuera doloroso de ver, porque queríamos que quedara claro que no hay nada, de ninguna forma, valeroso sobre el suicidio”, expresó.