GUADALAJARA, Jalisco.- Su presencia en Juegos Olímpicos está prácticamente descartada, pero Andrés Guardado no cesa en el intento.

El volante reconoció lo complejo que ha resultado que el PSV Eindhoven le permita representar a México en Río 2016, pues tendrá que reportar la siguiente semana en Holanda.

“La verdad que es más de corazón el querer dejar la puerta abierta todavía, pero de realidad es más un ‘no’ que un ‘sí’. Yo tengo una fecha de regreso con el PSV, nadie me ha dicho nada, entonces estoy en el ‘no’ esperando que de repente cambien de opinión. Ahorita, al día de hoy, es un ‘no’ y yo tengo que regresar con el PSV a presentarme a la pretemporada”, dijo Guardado.

El jugador presentó ayer futuras acciones de la fundación que lleva su nombre, la cual ayudará a niños tapatíos a alejarse de los vicios.

Guardado recordó todo lo que ha hecho para que le den el “sí”, mismo que su club le había prometido si salían campeones en la Eredivisie, objetivo que se cumplió.

“Si supieras todo lo que he hablado, he hablado ya bastante con mi club, con mi entrenador (Phillip Cocu), he tratado de convencerlos por todos los medios, pero bueno, también respeto eso, me debo a ellos, me han dado mucho en estos últimos dos años de mi carrera y también están en su derecho, lamentablemente las reglas son así y no puedo tampoco hacer mucho”, comentó.

A Guardado le restan dos años de contrato con el PSV y agradeció el interés de equipos de expansión de la MLS por contratarlo, situación que no descarta en el futuro.

Tras la conferencia, atendió a las distintas Academias del Atlas en las instalaciones del Club Atlas Colomos. (Juan Manuel Figueroa/Agencia Reforma)