Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 18-Nov .- Productos echados a perder fueron encontrados entre los cientos de despensas que entregaron los gobiernos federal y del Edomex en la Feria Integral de Servicios el jueves en San Felipe del Progreso.
Una indígena mazahua del Municipio mexiquense exhibió que las barras de cereales deshidratados incluidas en su despensa estaban descompuestas.
“Quién sabe cuánto tiempo tiene etiquetado porque, mire, trae hongos ya. Ya no sirven”, dijo al tiempo que mostraba uno de los productos entregados en la feria, que encabezó Luis Miranda, titular de la Secretaría de Desarrollo Social, junto con el Gobernador Eruviel Avila.
Una barra de amaranto y cacahuate de la marca Granvita tenía señalada como fecha de caducidad el 26 de mayo de 2017, a pesar de lo cual estaba claramente enmohecida.
Transportada en autobús desde la comunidad de San Pablo a la unidad deportiva donde se realizaría la evento, la mujer, junto con otros cientos de personas de diferentes poblados, no alcanzó cupo.
Ello, no obstante haber sido obligados a permanecer al menos cuatro horas formadas de pie en un terreno enlodado.
A cambio, las autoridades estatales y municipales llevaron hasta el descampado dos camionetas sin rotular con capacidad para 3.5 toneladas. Estaban llenas de cajas de despensas, que repartieron con el apoyo de policías de San Felipe del Progreso.
“¡Súbalo al Face!”, exigió la mujer. “¡No nos dejan entrar y, de paso, nos dan despensa que ya caducó!”.
Pobladores consultados relataron que no les permitieron acceder al evento oficial bajo el argumento de que no habían alcanzado “invitación”.