Rolando Chacón y Ángel Charles
Agencia Reforma

SALTILLO, Coahuila 26-Sep .- El Gobierno de Coahuila paga decenas de millones de pesos del erario a empresas fantasma.
Se trata de presuntas compañías que tienen sus domicilios lo mismo en bodegas, casas inhabitadas y vecindades, que en viviendas de fraccionamientos populares y edificios de oficinas donde nadie las conoce en Monterrey, San Nicolás de los Garza, Ciudad de México y Saltillo.
Aunque facturan millones, no tienen portales en internet ni teléfonos ni logotipos de identidad ni correos electrónicos, pero a esas empresas el Gobierno del priista Rubén Moreira les otorga contratos millonarios a través de adjudicaciones directas.
Una investigación de Grupo REFORMA, realizada en Monterrey, San Nicolás de los Garza, Ciudad de México y Saltillo, encontró que, además de registrar domicilios fantasma, la mayoría de estas firmas facturan servicios de consultoría, así como venta de muslo y pierna de pollo, huevo, “bolos” infantiles, edredones, cobijas, medicamentos y materiales de curación.
Fuentes cercanas a la Secretaría de Finanzas de Coahuila aseguran que se facturan supuestas asesorías, productos perecederos, alimentos o consumibles a los que es muy difícil rastrear o verificar su aplicación en una auditoría.
Empresas como Nuberia Comercial de México y Consultora Murano, en la Ciudad de México; Comercializadora Vilansa y Operadora de Negocios Egeo, en Monterrey, y Riviera Álamo, en Saltillo, son algunas de las firmas favorecidas por la Administración estatal.
Se da el caso de “consultoras” que no venden asesorías ni estudios ni programas de capacitación, sino huevo, pierna y muslo o cobijas y edredones.
A Nuberia Comercial, por ejemplo, Coahuila le ha adjudicado este año al menos cinco contratos por asignación directa por un total de 77 millones 513 mil 715 mil pesos, por los conceptos de colchonetas, colchones, material de curación, paquetes quirúrgicos y medicamentos.
La empresa no aparece en el Padrón de Proveedores y Contratistas del Gobierno de Coahuila vigente al 2 de agosto del 2016.
Sin embargo, facturas e información de la Secretaría de Finanzas del Estado en poder de Grupo REFORMA señalan que Nuberia Comercial tiene su domicilio en Cerrada San Joaquín No. 12, Edificio C, Interior 301, en la Delegación Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México.
El lugar es un departamento cerrado en el segundo piso de una angosta unidad habitacional, cuyos pasillos y barandales están ocupados por ropa puesta a secar, bicicletas amarradas y macetas. Nadie conoce ahí la empresa.
Consultora Murano tampoco aparece en el padrón de proveedores.
Tener un domicilio fantasma en Prado Norte 225, en Lomas de Chapultepec, y ser una “consultora” no le impidió cobrar una factura por 15 millones 389 mil pesos por “huevo blanco, pierna y muslo”.
En Nuevo León, entre noviembre del 2015 y enero del 2016, el Gobierno de Moreira pagó a Comercializadora Vilansa dos facturas por un total de 11 millones 169 mil pesos por concepto de 42 mil 760 cobijas y 27 mil bultos de cemento.
La “empresa” tiene su domicilio fiscal en la calle Vicente Guerrero 421 Poniente, en el Centro de San Nicolás, una casa abandonada, que, de acuerdo con vecinos del sector, tiene años que es rentada y no reconocen la operación de una compañía en ese lugar.
A su vez, Operadora de Negocios Egeo, de Monterrey, facturó, entre octubre y diciembre del 2015, 2 millones 119 mil 995 pesos en productos de limpieza.
Según el Registro Público del Estado, esta empresa creada en el 2010 está a nombre de Américo Gerardo González González y Fernando Ramírez Méndez.
El domicilio fiscal está en la Avenida Lázaro Cárdenas 115, en la Colonia Valle del Mirador.
Se trata de una bodega donde fabrican muebles, y trabajadores dijeron desconocer que operara ahí dicho consorcio.
En Saltillo destaca Riviera Álamo, una firma “todóloga” que, aunque su nombre no aparece en la lista de proveedores, ha facturado este año más de 24 millones de pesos al erario coahuilense por contratos obtenidos sin licitaciones.
Otros casos de empresas fantasma detectados por
Grupo REFORMA son los de Asha Consultores Especializados, Consultorías Bardo, Vilzel Consultoría Integral y Hotelería y Alimentos GRF, todas de la Ciudad de México.
A éstas se suman Comercializadora Universal Tobosa y  Constructora y Comercializadora Sara, de Saltillo.

1005049783