El sueño de juventud fue cumplido por Alondra Guadalupe Rico Cuevas, quien en agradecimiento por esta memorable fecha, acudió a la iglesia de El Buen Pastor y participó de la celebración eucarística en su honor.
La joven se hizo presente en el altar, al lado de sus padres: Alma Mayela Cuevas Chávez y Valentín Rico Medina, así como de sus padrinos: Graciela Marín Vargas y Porfirio Castro Rosales.
Con un emotivo mensaje fue recibida en la casa de Dios por parte del ministro de la Iglesia, invitándola a fortalecer su amistad con Jesús, ofreciéndole su juventud y belleza en esta nueva etapa de su vida.
Los dones que en ella fueron depositados, le permitirán realizar sus proyectos futuros, mismos que llevará a cabo de la mano de los autores de sus días y con la bendición de Dios.
Para celebrar a la bella quinceañera, sus padres prepararon un brindis, que logró reunir a sus invitados en torno a ella, para manifestarle sus más sinceras felicitaciones y buenos deseos.