Nuevos deberes, responsabilidades e ilusiones forman parte de la etapa que recientemente ha iniciado en la vida de Esthela Villalobos Romo.
La señorita abandonó la etapa infantil, al convertirse en una linda quinceañera, motivo por el cual arribó a la capilla San Juan Pablo II donde se llevó a cabo emotiva misa de acción de gracias en su honor.
Inolvidables momentos compartió la joven con sus seres queridos, entre ellos sus orgullosos papás: Jorge Villalobos y Érika Romo, así como con sus padrinos: Marco Antonio Pérez y Araceli Villalobos.
Después de la Santa Misa, la familia Villalobos Romo ofreció un banquete en el salón Quinta Los Faroles, donde prevaleció amena convivencia.