Nuevo golpe de Liconsa a productores de leche en el estado al reducir el volumen de compra en más del 50%, sobre la captación diaria de casi 200 mil litros diarios, bajo argumento de ajustes presupuestales.

El presidente del Frente Nacional de Defensa de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz, advirtió que esta determinación obliga a una movilización nacional, por la afectación que priva en el País con la disminución de compras a productores mexicanos, al tiempo que se mantiene la compra de leche en polvo.

Advirtió que Liconsa ya anticipó un tope de compras al mes de septiembre, que implican el rechazo de más de 2 millones de litros de leche, lo que supone la quiebra de la paraestatal, y una reducción del abasto a la población vulnerable.

“La leche en polvo es una opción más cara, el año pasado la compraron a 1.25 pesos más cara, que la líquida, el país está mal, pero ellos siguen derrochando recursos, la empresas mexicanas mantienen la especulación pero al final los lecheros son los más afectados”.

Expuso que la empresa paraestatal hizo ajustes en el centro de acopio de Pabellón, donde ahora sólo se reciben 4 mil litros diarios, de los 12 mil que pactó Liconsa, mientras que en el caso de Granjas Fátima, donde se llegaban a colectar hasta 130 mil litros diarios, apenas se están recibiendo 50 mil litros.

El dirigente manifestó que la problemática no corresponde a una cuestión presupuestal, sino de manejo político, al advertir que Liconsa sólo ha ofrecido aplazamientos, sin planteamientos serios a los campesinos.

Por lo anterior, advirtió que se procederá a la movilización de miles de productores para marchar en la ciudad de México y exigir respuesta a las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Social.

Expuso que Liconsa ha dejado de lado la visión social de la compañía, con un mal uso de los recursos y políticas erróneas, así como funcionarios incompetentes que no atienden las demandas y necesidades de los productores.