Tienen acceso a la educación básica más de 1,250 infantes con alguna discapacidad. Francisco Díaz Alvarado, director de Educación Básica del IEA, informó que en los 16 Centros de Atención Múltiple (CAM) que existen en la entidad, se ofrecen clases con atención personalizada para 226 niños que cursan el preescolar, 784 la primaria y 267 la secundaria, quienes tienen derecho a recibir una formación académica como cualquier otro menor de edad.
Comentó que en los CAM se les ofrece a los niños lo que necesitan, sobre todo para trabajar cuestiones de conducta, pues si bien se tienen los mismos planes de estudio y programas de educación básica, éstos se retoman para hacerles adecuaciones significativas, motivo por el cual el equipo de especialistas de la Unidad de Orientación de Educación Especial diseñó una guía curricular específica para brindar educación a los niños con capacidades diferentes.
Díaz Alvarado puntualizó que para que un menor de edad sea admitido en un Centro de Atención Múltiple, los padres de familia o los maestros deben acudir al Centro de Evaluación y Canalización para la Inclusión Educativa, con la finalidad de que se elabore un diagnóstico de las capacidades física e intelectuales de los infantes, para saber si se pueden integrar a la educación regular o son enviados a un CAM.
Subrayó que los maestros de los Centros de Atención Múltiple atienden a entre 8 y 15 alumnos por grupo, dependiendo de dos condiciones: las necesidades educativas de los menores, y que cuente con auxiliar, para ayudarlos a atender a los niños en sillas de ruedas o que no son autosuficientes para alimentarse o ir al baño; añadió que de no contar con un auxiliar, se reciben a menos alumnos por grupo.
Para finalizar, el director de Educación Básica del IEA mencionó que se asesora y capacita a los docentes de educación especial, además de que se les proporcionan los materiales que requieren para impartir sus clases.