PUNTA CANA, República Dominicana.- Tras la muerte de su esposa Amparo por un cáncer en agosto de 2015, Diego ‘El Cigala’ halló refugio en la salsa.
El cantaor flamenco ya había planeado, junto con la madre de sus dos hijos, la realización de un disco en el que acercaría respetuosamente las guitarras, cajón y palmas del género que domina a las congas, timbales y trompetas salseras.
El fallecimiento de su compañera hizo que el madrileño se volcara de lleno en la grabación de Indestructible, que saldrá a la venta el 28 de octubre.
“Esto ha sido medicina para el alma, mucho, muchísimo. Necesitaba una dosis así”, reconoció el artista de 47 años desde un hotel de lo que es su paraíso personal desde 2013: Punta Cana.
“Se ha hecho el disco más alegre y más divertido en el momento más difícil, más doloroso. Así son las ironías de la vida”, agregó. (Mario Abner Colina/Agencia Reforma)