Conmovedoras palabras ofreció el ministro de la Iglesia durante la misa de acción de gracias por los quince años de la jovencita Anette Cecilia Llamas Orozco, cuya ceremonia fue celebrada en la parroquia del Señor del Encino.
En su mensaje, el sacerdote la felicitó por esta fecha memorable en que dejará atrás la niñez para abrirle las puertas de su corazón a la maravillosa etapa de la juventud, como una de las más bellas para toda mujer.
Ahora, su vida estará llena de nuevas vivencias, y con motivo de ello, la invitó a forjar sus proyectos venideros con decisiones firmes y sólidas y en todo momento tener presente el amor de Dios que se manifiesta en su corazón.
Acompañada por sus papás, Jorge Armando Llamas Esparza y María Eugenia Orozco Sánchez y sus padrinos, Ezequiel Hernández Hernández y Lourdes Gómez García, la bella quinceañera agradeció a Dios los dones recibidos.
Al término de la misa, y tras tomarse la foto del recuerdo con la festejada, sus padres, y demás familiares y amigos se congregaron en el salón Puerta del Sol para compartir una agradable velada, junto con la homenajeada, a quien también manifestaron sus más sinceras felicitaciones por este día tan especial.