Jesús Eduardo Martín Jáuregui

Rebus sic stantibus.- A la pregunta ¿Cuál es el delito civil que mas cometen los militares?: “Es homicidio, no de carácter doloso, sino imprudencial, porque dentro de los enfrentamientos y repeliendo a la delincuencia hay algunos impactos que han pegado lamentablemente en integrantes de la sociedad.” Gral. Gonzalo Corona González, Director de Justicia Militar de la SEDENA.

“Cul de sac”, callejón sin salida, aunque en español esa película del director polaco Roman Polanski se llamó “Punto muerto” aludía al “neutral” de la caja de velocidades de un automóvil, narra la pesadilla que experimenta una pareja, anormal como casi todas, que vive en un antiguo castillo frente a la costa mediterránea, en algún punto de Francia, al que como sucede con el legendario Saint Michell sólo se puede acceder en unas cuantas horas cuando baja la marea. La aparente tranquilidad de él, afeminado, y de ella, neurótica se ve interrumpida por una pareja de ladrones que, luego de un asalto frustrado eligen el castillo como refugio en tanto el jefe de la banda los rescate. Los ladrones toman como rehén a la pareja aunque uno de ellos, herido gravemente finalmente muere, no sin antes provocar involuntariamente la carbonización del único vehículo disponible. Las horas pasan en una creciente tensión. Ninguno se atreve a dormir y al día siguiente la situación se complica con la visita inesperada de un matrimonio amigo y su pequeño hijo malcriado incorregible. El humor negro y esta vez también macabro de Polanski coloca a sus personajes en situaciones límite, particularmente al ladrón que se encuentra en un callejón sin salida.

Quien sabe por qué, mientras leía las noticias que daban cuenta del ultimátum del Secretario de Gobernación a los miembros y simpatizantes de la CNTE que mantienen bloqueadas diversas carreteras, principalmente del estado de Oaxaca, recordaba el título de la película de Polanski, y más aún, la situación límite en la que, aparentemente, se colocó el gobierno federal. El ultimátum no sólo parece haberles hecho a los de la Coordinadora, lo que al viento a Juárez, por aludir al mas mentado de todos los oaxaqueños don Benito Juárez, nombrado “Benemérito de las Américas” por el Congreso de Colombia a petición de los ¡Oh-dios! Vecinos del norte, por algo sería, sino que enardeció a los ultimatumados, polarizó aún mas las posiciones y tuvo la consecuencia de metastasiar los paros, provocar multitud de declaraciones que apelan al entendimiento, al diálogo, a la solución pacífica del conflicto, a la razonabilidad del gobierno (de la CNTE no, porque aún cuando pudieran tener la razón de su lado, se aprecia que no son razonables) y el conflicto se ha colocado en un peligroso punto muerto, en el que nadie, y menos que nadie el gobierno federal quiere tirar la primera piedra, con el altísimo precio de su mejor carta negociadora que era el Secretario de Gobernación, al que una desafortunada e inoportuna declaración le colocó en un parangón tristísimo comparándole con el presidente Díaz Ordaz, al que, obviamente no hace falta calificarlo, en el nombre lleva su conceptuación.

El gremio magisterial nunca ha sido fácil, ni los alineados que alguna vez respondieron a una sola voz, ni la de los disidentes, que algún tiempo, según se dice, respondieron a la misma voz, la de la Maestra obviamente, que jugaba las dos cartas, algo así como los tuzos del Pachuca y los panzas verdes del León, pero la Maestra era la Maestra y sus tiempos eran otros tiempos. Debilitada la SNTE y alineada o alienada, se ha visto, se vio en las pasadas elecciones que, comprometieron alianzas que en la práctica no respondieron como tales. La CNTE ha sido un dolor de cabeza y el manejo de la crisis, a juzgar por los resultados, no ha sido el que pudiera rendir buenos frutos. El subsecretario de Educación, el Lic. Otto Granados Roldán, bien recuerda que al inicio de sexenio, los paros y manifestaciones de los maestros casi colapsaron las escuelas de nuestro estado y solo el manejo adecuado, no me atrevo a calificarlo de otra manera, permitió enderezar el barco y solventar la travesía más o menos sin sobresaltos.

La estabilidad y tranquilidad del magisterio tenía un precio, que se dice, se pagaba en las oficinas de la Maestra, de donde discrecionalmente se distribuía en las secciones del Sindicato, y que rendía incluso para un yate, una marina, algunas otras pequeñeces y hasta Humers para los líderes de las secciones. ¡Lo que es saber administrar el dinero!.

Se dice que Don Adolfo Ruiz Cortines, el Presidente de la Marcha al Mar, que todavía sigue en prospecto, cuando le ponderaban a alguna persona calificándolo de muy inteligente, preguntaba: Muy inteligente, ¿Para qué?. Nadie, quizás dejando de lado a Aristóteles y a Leonardo, que destacaban en todo, es inteligente 360°, como nadie es santo 24 horas, 365 días al año.  El Sr. Secretario de Educación es un joven brillante y preparado, dotado de una gran inteligencia y asesorado por personas igualmente brillantes y preparadas. Su estrategia sin duda también brillante se enfrentó con obstáculos que requerían posiblemente un manejo distinto, lo dicen los resultados, al extremo de que ha dejado de ser el interlocutor para los maestros disidentes, y ha visto abollada y descarapelada su imagen. Frente a los maestros disidentes, frente a los que no lo son pero lo quisieran ser, y aún frente a los disciplinados, su personalidad ha sufrido un notable deterioro del que seguramente le costará rehacerse, si lo logra. Bien le vendría un cambio de aires y de cancha.

La respuesta de la CNTE sin duda se sitúa, por decirlo suavemente, por el borde externo de la legalidad, pero la cuestión a mi manera de ver, recuerda un pasaje de “Alicia a través del espejo” de Lewis Carroll: – La cuestión –insistió Alicia- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes-.- La cuestión –zanjó Humpty Dumpty- es saber quién es el que manda…, eso es todo-“.

¿Cul de sac? Descartado como interlocutor el Secretario de Educación, en vías de descarte el Secretario de Gobernación, parece que toca jugar a la ciudadanía.  ¿Queremos un país de normas, democrático, transparente, sin corrupción y sin impunidad?

Bene curris, sed extra vium.- En el Reino (des)Unido parece que una vez nacida, nadie quiere aceptar ser el papá de la criatura. Me recuerda a un primo mío que cuando en el cunero del Sanatorio la enfermera le mostró a su hijo recién nacido y le dijo: “Está bonito”, mi pariente contestó: “A ver, enséñeme uno feo”. Los jóvenes, los que no votaron, pero a los que en pocos años les tocará cargar con los que sí votaron y decidieron separarse de Europa, están haciendo oír su voz. “Tarde piaste pollito”. El primer ministro renunció, el opositor se hizo a un lado. Los separatistas alzaron la voz. La reina sigue siendo un símbolo que puede salvar la unidad ¿será?.

bullidero@outlook.com                      @jemartinj                      bullidero.blogspot.com