Natalia Vitela 
Agencia Reforma

Tras el nacimiento del bebé, las mujeres deben emprender una serie de medidas para recuperarse, además de que es necesaria la vigilancia estrecha del médico.
Se recomienda una revisión médica a la semana del nacimiento del pequeño, otra un mes después, y una siguiente con la llegada de la menstruación.
“Una mujer debe tener por lo menos dos consultas durante el puerperio”, indica Héctor Peña Dehesa, subjefe de la División de Ginecología y Obstetricia del Hospital de la Mujer.
Asegura que la complicación más frecuente en el puerperio es la hemorragia debido a la retención de restos placentarios, por lo que es fundamental la vigilancia médica.
De acuerdo con el especialista, todas las mujeres, independientemente de que hayan tenido a su bebé por parto natural o cesárea, presentan sangrados denominados loquios.
Con el embarazo el útero aumenta, después éste se contrae para volver a su tamaño normal y eso es lo que origina estos sangrados que pueden durar hasta tres semanas y se presentan cuando las mujeres están en movimiento.
Con el paso de los días, señala, el sangrado disminuye y cambia de coloración hasta tornarse blanco.
“Deben vigilar que éste no sea abundante, no huela mal y que no presenten fiebre. Esos son datos de infección puerperal”, advierte.
En esos casos, menciona, las mujeres deben acudir a los servicios de urgencia pues pueden presentar infección de la cavidad endometrial, es decir dentro del útero.
Indica que es más frecuente en mujeres que durante el embarazo presentaron infecciones vaginales recurrentes.
“Es un factor de riesgo que va a condicionar que la paciente pueda tener infección puerperal”, insiste.
Afirma que una de las principales recomendaciones que los médicos realizan a las mujeres es que durante el puerperio caminen y eviten el reposo absoluto. Se aconseja que caminen de 20 a 30 minutos al día. Tiene que ser una actividad física leve.
“El reposo absoluto condiciona la acumulación de los coágulos en el útero y disminuye la salida del sangrado, por lo que se recomienda que esté en movimiento, caminando, para que el útero se esté contrayendo y cada vez que esté en movimiento va a estar saliendo de manera intermitente la sangre”.
Otra medida fundamental es la higiene. Deben bañarse todos los días. De hecho, las mujeres a las que se les realizó cesárea deben lavar con agua y jabón la herida, y vigilar que se dé una adecuada cicatrización.
“Normalmente la herida cierra el día cinco y quitamos los puntos al día siete. Tienen que cuidar que no haya secreción por la herida”.
Estas mujeres deben permanecer fajadas y no hacer esfuerzos ni cargar objetos pesados.
“No se recomienda el uso de vendas. Se aconseja el uso de calzones que son faja y que cubran la herida hasta que termine el puerperio, que son transcurridas seis semanas”.
Las mujeres a quienes se les práctica una episiotomía, cirugía que ensancha la abertura de la vagina para prevenir desgarros cuando hay dificultad para que nazca el bebé, también deben lavarse diario la herida con agua y jabón, y vigilar que no sangre.
Comenta que la causa número uno de fiebre en el puerperio es la acumulación de leche en las mamas, lo cual sucede cuando las mujeres no amamantan, por lo que la recomendación es no dejar de hacerlo.
“Pueden preparar al seno para la lactancia dándose masajes con agua caliente”, dice.
El especialista indica que lo ideal es que las mujeres reinicien su vida sexual hasta concluir el puerperio.

Recomendaciones
José Luis Morales, obstetra del Instituto Nacional de Perinatología, recomienda para después del parto:
· Hidratarse con al menos 2.5 litros de agua al día.
· Alimentación rica en fibra, sin irritantes y sin exceso de condimentos y picante.
· Consumir un complemento vitamínico.
· Las mujeres con episiotomía deben lavar la herida todos los días con agua y jabón.
· Las mujeres a las que se les practicó cesárea deben asearse diario la herida y mantenerse fajadas.

Etapa de cambios
1. Abdomen
· Toma tiempo volver a su tamaño normal. Trata de no desanimarte tan rápido.
· Lo que puedes hacer: Mantenerte activa. Consulta cuándo puedes retomar el ejercicio.

2. Menstruación
· Regresa entre 6 y 8 semanas después del parto. Es posible que tu cuerpo ovule (libere un óvulo) antes de que regrese el periodo y puedes quedar embarazada.
· Lo que puedes hacer: No te confíes, si tienes relaciones sexuales, usa un anticonceptivo.

3. Piel
· Es posible que tengas estrías donde la piel se estiró durante el embarazo.
· Lo que puedes hacer: Usa cremas o lociones para mantener su piel suave e hidratada.

Fuente: Fundación Nacer Sano