Silvia Guerra

El percloretileno o PERC es el solvente más utilizado en las tintorerías para el lavado en seco. Puede entrar en el cuerpo mediante exposición al aire contaminado o cuando es consumido en alimentos o agua contaminados. Es menos probable que sea absorbido a través del contacto con la piel pero, una vez en el organismo, el PERC permanece en el tejido graso y es pasado a través de éste a la leche materna que consumen los lactantes. De acuerdo a la Agencia para la Protección al Medio Ambiente de los Estados Unidos (EPA) (http://www.epa.gov/ttn/atw/hlthef/tet-ethy.html), una exposición al PERC por corto tiempo puede causar daños de riñón, hepáticos y neurológicos; mientras que una exposición prolongada, puede ocasionar abortos espontáneos y leucemia, entre otros.

Este solvente es nocivo para el medio ambiente, para los animales y los seres humanos. Aun y cuando el gobierno mexicano tuviera fuertes normas de regulación para el uso de este químico, eso no necesariamente se traduciría a que fuera un producto sano y seguro para los ciudadanos.

Lo que muchos usuarios de las tintorerías desconocemos, es que en el “lavado en seco” sí se empapan las prendas que llevamos a limpiar, pero en solventes químicos, tóxicos y altamente volátiles. Al salir la prenda de la lavadora, ésta está prácticamente seca, ya que el químico en el que se sumergió se evaporó casi por completo (pasando al medio ambiente), pero no ese olor a solvente que es característico de la ropa tratada por este medio. Erróneamente nos han hecho creer que el contacto del agua con ciertas fibras o materiales es nocivo para las prendas, causando daños irreversibles, esto está muy alejado de la realidad.

Gracias a la preocupación de unos cuantos, se comenzó a investigar a profundidad para desarrollar un proceso innovador y sano tanto para el medio ambiente, como para el ser humano. Es así como la tecnología WET CLEANING vio la luz. El agua residual de este proceso no es dañina, caso opuesto a cuando se utilizan solventes como en el lavado en seco.

El WET CLEANING utiliza menos energía eléctrica ya que el agua es temperada a demanda del tipo de fibra o material a procesar y el vapor generado en el proceso, se utiliza posteriormente en el sistema. Los detergentes y desmanchadores utilizados con esta tecnología, son totalmente biodegradables (trienzimáticos), además puede limpiar y cuidar cualquier tipo de fibra o material, inclusive los más delicados, asegurando la satisfacción del cliente al 100%, el cuidado al medio ambiente siendo totalmente ecológica y la salud de seres humanos y animales.

Puede existir confusión del WET CLEANING con el servicio de lavandería, ya que las dos utilizan agua. La primera es una limpieza profesional en donde todo el proceso de desmanchado, cuidado y terminado de las prendas es controlado meticulosamente comprobando la temperatura del agua de cada proceso, el porcentaje de insumos, la velocidad y cantidad del centrifugado; es un proceso hecho a la medida del tipo de fibra o material a tratar (seda, piel, gamuza, pedrería, lentejuela, etc.), de su peso, de lo delicado de la prenda, del color, etc. El servicio de lavandería es simplemente la limpieza de las prendas en lavadora común y corriente, pero a gran escala y sin todos los cuidados que el WET CLEANING ofrece.

En Aguascalientes ya contamos con una eco-tintorería de WET CLEANING, la única en el estado, ubicada en el norte de la ciudad. Cuida tu salud, tus prendas y al medio ambiente optando por esta tecnología, yo estoy encantada con los resultados.

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx