Luca es un niño que tiene autismo. A veces se aisla porque prefiere estar solo, le gusta alinear sus juguetes por colores o tamaños, prefiere comer lo mismo todos los días y cuando sus papás le intentan dar algo nuevo se enoja y le dan ganas de vomitar.
Cuando no le gusta alguna situación llora muy fuerte, se tira al piso o se echa a correr sin ver a dónde va. Su comportamiento ha despertado la curiosidad de su hermana Eugenia, quien en el libro Mi hermano Luca, narra todas las cualidades que caracterizan a este pequeño y explica por qué es un niño especial.
El libro, publicado por la editorial Pollo Blanco fue escrito por Catalina Serna, mamá de un niño autista, e ilustrado por Greta Haaz, con el propósito de generar la empatía de los niños hacia quienes padecen autismo, un trastorno psicológico que se caracteriza por la intensa concentración de una persona en su propio mundo interior y la progresiva pérdida de contacto con la realidad.
Para hacer más atractiva su lectura, las ilustraciones pueden animarse a través de una aplicación para teléfonos móviles.
Carlos López de Alba, editor de Pollo Blanco, explicó en entrevista que este cuento infantil es uno de los pocos dirigido a niños, que abordan el tema del autismo.
“Quien compra el libro contribuye con sus ganancias a generar campañas de sensibilización sobre el autismo y a socializar el tema”, afirmó.