Heriberto Alcalá Guerrero

En las últimas horas el hampa consumó cuatro violentos asaltos. Usaron armas blancas, de fuego y los golpes. Hube reacción policial a los llamados de auxilio pero en ninguno de los casos lograron detener a los ladrones.
De acuerdo a datos proporcionados, el primero de los atracos fue cometido en agravio de José Ángel “N” “N”. Esta persona caminaba sobre la céntrica calle González Saracho y de súbito desconocido sujeto le cerró el paso. Lo amagó con pavoroso cuchillo y lo despojó de 50 pesos y el celular estimado en seis mil pesos. El agraviado nada pudo hacer para defenderse.
El segundo robo a mano armada afectó a Héctor Alejandro “N” “N”. Ajeno a la amarga experiencia que le aguardaba, tranquilamente caminaba por la calle Azteca en el barrio San Marcos.
Aprovechando el factor sorpresa, tres sujetos lo acorralaron. Uno de ellos portaba arma blanca y lo amagó, en tanto que los dos restantes le propinaron severa golpiza. Antes de emprender la fuga le robaron celular, cartera y cadena de oro. Estimó el monto en 6 mil 500 pesos.
En el tercer golpe asaltaron a Jesús “N” “N”, el cual circulaba a bordo de su bicicleta sobre la avenida Independencia. Casi a la altura de la calle San Miguel el Alto y el Centro Comercial Agropecuario, tres sujetos lo interceptaron. Uno de ellos armado con cuchillo le advirtió que no opusiera resistencia. Los dos cómplices le robaron la bicicleta y un maletín que contenía 200 billetes de lotería y 6 mil 50 pesos en efectivo.
Para cerrar la serie, atracaron a un vecino que salió de tienda de abarrotes ubicada en la calle 30 de Julio y Siglo XXI. Cuando se aprestaba a subir a su auto, dos sujetos empezaron a golpearlo y le exigieron todo el dinero que portara. Uno de los hampones sacó arma blanca y amenazó con apuñalarlo; luego le arrebataron una bolsa tipo cangurera en la cual guardaba 20 mil pesos. Cabe agregar que, a consecuencia de la golpiza, el ofendido ameritó ser atendido en el hospital Tercer Milenio.