Durante la madrugada de ayer, se registró un millonario robo a una obra en construcción que se ubica en el fraccionamiento San Gerardo, el cual fue perpetrado por cuatro hombres que iban armados con pistolas.
Los hampones sometieron al velador y posteriormente, se llevaron maquinaria y equipo valuado en más de un millón de pesos.
Una intensa movilización de patrullas de la Policía Estatal, Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes y Policía Ministerial del Estado, fue la que se registró el viernes por la mañana al sur de la ciudad.
Y es que horas antes, se registró un robo con violencia en la obra en construcción de lo que serán las instalaciones de la UPA.
El plantel educativo se ubica en la calle Benedicto XVI del fraccionamiento San Gerardo, hasta donde el viernes por la madrugada llegaron cuatro asaltantes, quienes tras brincar la malla ciclónica perimetral, sorprendieron al vigilante y lo amagaron con pistolas tipo escuadra.
Posteriormente, a golpes lo llevaron hasta la caseta de vigilancia, donde lo dejaron amarrado de pies y manos.
Mientras tanto, los asaltantes procedieron a apoderarse de una máquina retroexcavadora, una planta de energía eléctrica, unas “bailarinas”, un compactador de concreto, un rompedor de gasolina y otros objetos; todo lo anterior valuado en más de un millón de pesos.
Fue hasta poco después de las 08:00 de la mañana cuando comenzaron a llegar los albañiles a iniciar su trabajo, siendo en ese momento en que descubrieron al vigilante encerrado en la caseta de vigilancia, maniatado de pies y manos.
Debido a que esta persona estaba golpeada, llegó una ambulancia de Cruz Roja para brindarle los primeros auxilios, sin que se requiriera su traslado a algún nosocomio.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, arribaron al lugar del atraco los agentes del Grupo Anti-Asaltos de la FGE.
Según versión del velador, entre los asaltantes se encontraban dos sujetos que aproximadamente a las 02:00 de la mañana, habían llegado a la obra en construcción y le pidieron permiso de entrar al baño, a lo cual él se negó y se retiraron.
Sin embargo, poco después de las 04:00 horas volvieron a regresar, pero esta vez para consumar el asalto en complicidad con otros dos delincuentes.