Cruento intento de suicidio

Se provocó 16 heridas y enterró el cuchillo en su pecho

Anoche, un vecino del fraccionamiento Santa Anita protagonizó sangriento y lastimoso hecho. Sufrió severa depresión y, ya agotada toda su autoestima, tomó un cuchillo y empezó a provocara una herida tras otra. En total fueron 16 lesiones y para culminar, se enterró el arma en el pecho.
Sus gritos de que ya no deseaba vivir fueron escuchados por algunos vecinos y fueron ellos quienes le brindaron la primera ayuda; luego arribaron paramédicos y aún con vida lo trasladaron a recibir atención en el HGZ 2 del IMSS.
De acuerdo a primeros datos, el lesionado responde al nombre de Vicente “N” “N” de 40 años de edad y con domicilio en el fraccionamiento Santa Anita.
Vecinos coincidieron en señalar que el señor vive solo y al menos en apariencia, tranquilo. Así fue, hasta anoche. Eran aproximadamente las 21:00 cuando el hoy lesionado fue presa de la terrible crisis emocional. Algo detonó su estado depresivo, a grado tal de que decidió atentar contra su propia vida.
Empezó con fuertes gritos de que ya no deseaba continuar viviendo solo. Y no quedó en amenazas. Buscó y encontró un cuchillo con el que empezó a provocarse heridas cortantes en diferentes partes del cuerpo. Aquello se convirtió en orgía de sangre y violencia.
Como ya se mencionó, en total se provocó 16 heridas. Finalmente, apuntó el arma directo a su pecho y sin vacilar, se lo enterró. El solo imaginar la escena resulta escalofriante. Así quedó el señor Vicente, con múltiples heridas, ensangrentado y con el cuchillo hundido en su pecho.
Los vecinos, ya alarmados por los gritos, decidieron asomarse a la vivienda y al ver el estado en que se encontraba, optaron por quebrar el cristal de la puerta. Abrieron y empezaron a brindarle ayuda; se dieron cuenta de que aún respiraba y en el acto llamaron al servicio de emergencia.
No tardaron en llegar paramédicos de Bomberos Municipales y atendieron al lesionado; luego, lo más pronto posible lo trasladaron al HGZ 2 del IMSS. El estado de salud del señor Vicente se reportó como sumamente delicado, al cierre de esta edición.