Cruda, pero inspiradora

CDMX.- Grafiti, hip hop, dance, rock, droga, peleas y esperanza se mezclan en Aerosol, el filme que protagonizan Vanessa Bauche, Marco Pérez y Christian Vázquez y en el que hacen intervenciones especiales Paco Ayala (Molotov), Quique Rangel (Café Tacvba) y Dante Spinetta (Illya Kuryaki and The Valderramas).
El filme, dirigido por Marco de Aguinaco, tendrá su primera exhibición al público hoy, a las 18:00 horas, en el Centro de Cultura Digital (anexo a la Estela de Luz), y es, según sus protagonistas, una historia inspiradora.
“Me sentí muy agradecida por haber formado parte de esta historia, inspiradora, cruda, humana y que habla de una pareja, como Tren y Drama, que vivió algo muy fuerte.
“Llegamos a contar lo que sucede con dos chavitos que parece que no tienen futuro y todo lo transforman con grafiti, reflexiones y mucho corazón. Viven alrededor de la violencia y narcomenudeo, donde no hay acceso a la educación.
“Es superimportante, desde mi punto de vista, contar este tipo de historias, porque ellos salieron adelante y fundaron Codeco, que ayuda a niños y jóvenes en situación de miseria para que reactiven su forma de supervivencia”, cuenta Bauche, quien personifica a la comandante María del Carmen Núñez.
En Aerosol, que terminó su rodaje en enero de 2015 y fue producida por Arturo Tay, el argumento gira en torno a Tren (Vázquez), quien por medio del grafiti encuentra una forma de catalizar sus pasiones positivas y negativas, al tiempo en que consolida su relación con Drama (Zyria Fernández de Lara) y se reencuentra con su hermano Nuk (Pérez).
“Nuk se va a Estados Unidos, por huir de algo que hizo, y aparece al momento de reencontrarse con su barrio, con su raíz, y con la intensidad de la relación que vive con su hermano menor.
“Se debate en la nostalgia, en esta desconexión, y sin que estuviera presente le llegan los reproches, los dolores de su familia”, comparte Pérez.
Además, en el largometraje, que incluye música original, dance y hip hop, Ayala encarna a Ramírez, un judicial corrupto; Spinetta, a Loco, un empresario con negocios ilícitos, y Rangel, a Arriaga, un oficial sobornable del ministerio público. (Juan Carlos García/Agencia Reforma)