Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 28-Ago .- La ratificación de Alfredo Castillo al frente de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) es lamentable y se da antes de que el funcionario rinda cuentas en la Cámara de Diputados por los resultados obtenidos en los Juegos Olímpico de Río de Janeiro, señaló la diputada perredista Karen Ramírez.
La legisladora, integrante de la Comisión del Deporte, indicó que tras recibir el respaldo del Presidente Enrique Peña Nieto, a Castillo no le van a importar las críticas que reciba hoy en su comparecencia.
“El anuncio del Presidente de la República es una muestra de que muchos de los cargos de quienes en la administración peñista están al frente de instituciones importantes del país, como es el caso de la Conade, es por amistad o compromiso, y no por su profesionalismo”, señaló en un comunicado.