CDMX.- Como si se tratara de un tema más en el repertorio de Roger Waters, el grito de “¡Fuera Peña!” inundó ayer el Zócalo y las calles aledañas, en la voz de unas 170 mil personas.
El británico repitió el discurso en español que lanzó en sus dos conciertos en el Foro Sol, donde acusó al Presidente de falta de interés ante los miles de desaparecidos.
“La última vez que toqué en México conocí a las familias de los jóvenes desaparecidos. Sus lágrimas se hicieron mías, pero las lágrimas no traen de vuelta a sus hijos.
“¿Dónde están? ¿Qué les pasó? El no saber es el castigo más fuerte. La guerra no es la solución, escuche a su gente señor Presidente, los ojos del mundo lo están observando”, dijo Waters antes de regalar la última canción de su show: “Comfortably Numb”.
Minutos antes, durante el tema “Mother”, proyectó en una enorme pantalla la consigna “Renuncia Ya”, dirigida a Peña, a lo que la gente respondió con groserías, rechiflas y mentadas de madre contra el Mandatario.
Waters también se lanzó contra Donald Trump, cuando con “Pigs (Three Different Ones)” mostró un collage de imágenes mofándose del político con adjetivos como “bromista”, “papada grande” y “mentiroso”.
“Trump eres un pendejo” fue la sentencia final que unió al público en un alarido.
Antes del concierto, pese a los intentos de los policías de contener a la gente, cientos de personas entraron por la fuerza al Zócalo y algunos agentes y fans resultaron lesionados. (Rodolfo G. Zubieta/Agencia Reforma)