Érika Hernández
Agencia Reforma

OTTAWA, Canadá 29-Jun .- La sombra de Donald Trump y la aparición de otros “populistas” fueron temas presentes en la Cumbre de Líderes de América del Norte.
Sin mencionarlo por su nombre, los mandatarios Enrique Peña Nieto, Justin Trudeau y Barack Obama se refirieron en rueda de prensa al aspirante presidencial estadounidense.
“Mucho de lo que hoy algunos dicen se parece a lo que en el pasado otros liderazgos también dijeron a sus sociedades, Hitler, Mussolini, y el resultado todos lo conocemos: una devastación y una tragedia de la historia de la humanidad del siglo pasado”, advirtió Peña Nieto.
A la pregunta de si hay temor por que Trump llegue a la Presidencia de Estados Unidos y cancele el TLCAN, Peña Nieto indicó que hay líderes políticos, no sólo en EU, que asumen posiciones populistas pretendiendo eliminar o destruir lo que se ha construido.
“Esos liderazgos o esos actores políticos, recurriendo al populismo y a la demagogia, (meten) en respuestas muy fáciles las eventuales soluciones a los problemas que enfrenta el mundo. Lo cual no es así de simple, ni así de sencillo.”, afirmó.
En tono de broma, Obama dijo que él puede constatar que gobernar no es fácil, pues lleva en el cargo siete años y medio.
Cuestionó si habría que hacer caso a la “retórica ignorante” de quienes quieren cerrar puertas, y respondió que no.
No obstante, señaló que esos personajes no son populistas por decir frases controvertidas, pues ni siquiera apoyan causas de justicia social.
“Eso no es ser populista, eso es nativo o xenofobia, quizá. Y aún peor, es ser un cínico”, apuntó.
Trudeau fue más moderado y señaló que él trabajará con quien decida el pueblo estadounidense.
Sin embargo, consideró que al margen de la retórica electoral, lo que se debe anteponer siempre en una sociedad civilizada es una relación de puertas abiertas.