A una Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción cubierta de bellas margaritas blancas, arribaron para contraer nupcias, Iván Esparza Mayagoitia y Fabiola Rodríguez Hernández.
El novio caminó por la alfombra de color claro colocada desde la entrada hacía el altar, acompañado por sus padres, José Luis Esparza Santoyo y Sonia Mayagoitia Tapia, mientras que al final de la marcha nupcial apareció la bella novia del brazo de su hermano José Humberto Rodríguez Hernández y de su mamá Patricia Hernández Hernández.
Ya en el atar y luego de la homilía que habló precisamente del matrimonio, el presbítero que ofició su misa, dio paso al momento más sentimental de la solemnidad, principalmente para los novios.
Unidas sus manos y mirándose a los ojos, pronunciaron hacia el ser amado las promesas de amor, respeto y fidelidad que habrán de ejercer dentro de su hogar.
Luego de colocarse uno al otro en su mano izquierda las argollas benditas, sellaron su enlace con una muestra de ese amor que los une.
Ese día especial para ellos, fue celebrado mediante un brindis que ofrecieron sus allegados, aunado a las sinceras felicitaciones que expresaron para la feliz pareja.