José de Jesús López de Lara

Mediante trabajos de inteligencia de parte de agentes de la Unidad de Homicidios de la PME y de peritos de la Dirección de Investigación Pericial de la FGE, se logró resolver el crimen del hombre que fue encontrado calcinado dentro de un coche, que dejaron abandonado en una terracería del poblado de Calvillito, Aguascalientes.
La Fiscalía General del Estado informó que tras desarrollarse las investigaciones correspondientes, se descartó que el crimen estuviera relacionado con la delincuencia organizada.
La identidad del principal sospechoso de este asesinato y que el jueves por la tarde fue trasladado al Cereso para Varones “Aguascalientes”, una vez que se le cumplimentó una orden de aprehensión por el delito de homicidio doloso, no fue revelada por la Fiscalía General del Estado.
Se informó que el asesinato fue de índole pasional, en virtud de que el imputado por el asesinato, descubrió que la víctima sostenía una relación amorosa con su ex esposa.
Quien fue asesinado de un balazo en el abdomen y después su cuerpo calcinado en el interior de un coche fue un joven identificado como Gustavo, de 27 años.
Fue el pasado domingo 4 de junio, aproximadamente a las 11:00 de la mañana, cuando se recibió una llamada al Servicio de Emergencia 911 donde se informaba que en una terracería que conduce al poblado de El Trigo, en Calvillito, Aguascalientes, se encontraba un automóvil completamente incendiado y que en el interior había un cadáver de una persona del sexo masculino, el cual también estaba completamente carbonizado.
De inmediato se dirigieron al lugar del hallazgo policías preventivos de Aguascalientes y policías estatales, quienes confirmaron el hallazgo y acordonaron la escena del crimen, solicitaron la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado.
Al inicio de las investigaciones se detectó un coche Chevrolet Chevy, con huellas de haber sido incendiado intencionalmente. Estaba completamente carbonizado y a simple vista se detectó que portaba una placa de circulación con identificación parcial, ya que sólo se apreciaban los dígitos numéricos.
En el asiento trasero fue ubicado el cadáver de una persona del sexo masculino.
A bordo de una grúa de la FGE y con el cadáver en el interior, el coche fue trasladado al edificio de Servicios Periciales.
Tras la necropsia realizada al cadáver de la persona del sexo masculino, que hasta esos momentos aparecía en calidad de desconocido, se estableció que había sido asesinado de un balazo.
Posteriormente, mediante las técnicas de investigación científicas realizadas en el laboratorio de Genética Forense, se logró identificar a la víctima como Gustavo.
Las investigaciones llevaron a agentes del Grupo Homicidios de la PME a una mujer, la cual terminó por revelar que había sido testigo del asesinato de su pareja sentimental y señaló a su ex esposo como el autor del crimen.
Fue así que tras un operativo implementado el miércoles pasado por policías ministeriales del Grupo Especializado en Mandamientos Judiciales, quienes lograron ubicar y arrestar al sospechoso, en cumplimiento a una orden de aprehensión que fue girada en su contra por el Juez de Control y Garantías, por el delito de homicidio doloso calificado.
Durante el interrogatorio al que fue sometido el sospechoso, se estableció que el pasado sábado 3 de junio por la noche, el inculpado citó a su ex esposa en un parque público ubicado al oriente de la ciudad, aparentemente con la finalidad de llegar a una reconciliación.
Sin embargo, la mujer llegó acompañada por Gustavo, quien era su actual pareja sentimental, lo que provocó la furia del sospechoso del crimen, quien en un arranque de celos comenzó a agredirlo.
Posteriormente y en forma cobarde, sacó de entre sus ropas una pistola con la cual le disparó a su rival en una ocasión, hiriéndolo a la altura del abdomen.
Todo lo anterior ocurrió ante la mirada de la mujer quien no pudo evitar el asesinato y tampoco lo reveló por temor a ser asesinada.
Enseguida, el sospechoso subió el cadáver al automóvil que era propiedad de la víctima y en el cual había llegado al lugar de la cita en compañía de la mujer.
Finalmente, se dirigió en el automóvil hasta la terracería que conduce a El Trigo, donde finalmente le prendió fuego con el cadáver en el interior a fin de borrar cualquier evidencia.
El jueves por la tarde el autor material del crimen fue trasladado al Cereso para Varones “Aguascalientes”, donde quedó a disposición del Juez de Control y Garantías, en espera de ser vinculado a proceso.