Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 8-Jun .- Para la PGR, hoy la principal línea de investigación del Caso Iguala es que el grupo criminal Guerreros Unidos asesinó a los 43 normalistas de Ayotzinapa porque sus desmanes y asalto de camiones, se consideraron como una provocación en su zona de influencia.
Así lo dio a conocer Eber Betanzos, subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, al dar a conocer un informe sobre el estado que guarda la investigación del Caso Iguala, en el que ya no se mencionó si los estudiantes fueron o no incinerados en el Basurero de Cocula, el tema más polémico de los últimos meses.
“Los alumnos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, arribaron al municipio de Iguala y entraron a la ciudad para tomar camiones y llevárselos de regreso a esa institución; situación que motivó a una célula del grupo delictivo Guerreros Unidos, a actuar presumiblemente en su contra, solicitando, según las evidencias recabadas hasta el momento, a elementos de las policías de Iguala y Cocula que los detuvieran y se los entregaran, para privarlos de su libertad, interrogarlos y presuntamente privarlos de la vida.
“(Esta es) la línea de investigación de la que esta PGR tiene los mayores indicios, no obstante haber agotado otras que han surgido durante el desarrollo de la indagatoria sin obtener resultados. Ello no obsta, para seguir investigando con toda exhaustividad las demás líneas de investigación”, expuso en el mensaje a medios.
El funcionario también dio a conocer que la PGR trabaja en otra línea de investigación relacionada con un autobús que fue abandonado la noche del 26 de septiembre de 2014 -fecha en que desaparecieron los normalistas- en la zona de Mezcala, en la carretera libre México-Acapulco.
En el autobús había 8 camisas y una de ella tenía rastros de sangre, evidencias que se ha solicitado analizar a la PGR.
Betanzos explicó que la autoría de Guerreros Unidos en este crimen masivo se explica por su modus operandi en la entidad.
“El modo de operar en contra de sus enemigos al parecer, atiende a diversos factores, principalmente su pertenencia a otra banda delictiva; que genera desmanes en su territorio y que ‘calienten la plaza’.
“De darse alguno de estos detonantes, la respuesta sería altamente violenta, privando de la libertad a las personas directamente o presuntamente a través de la policía municipal; torturándolas, privándolas de la vida, incinerándolas e inhumándolas”, expuso.
En su informe, previamente entregado por la Procuradora Arely Gómez a los padres de los 43 normalistas, se detalla que con motivo de la investigación del Caso Iguala, la PGR ha consignado acusaciones por delincuencia organizada contra 168 implicados y a la fecha ha llevado a la cárcel a 130.
Los juzgados y tribunales han emitido en este asunto 422 resoluciones judiciales, entre ellas 209 órdenes de aprehensión por diversos delitos, y los servicios periciales han registrado mil 651 intervenciones en 24 especialidades distintas.
Además, se han rendido 850 declaraciones ministeriales y 850 acciones de búsqueda y localización de los normalistas.